5 razones para ver… «GOTHAM»

Ya llega a su fin la mejor serie de DC Cómics y, también, la más infravalorada. Antes de su último episodio te damos algunas razones para que no te la pierdas ahora que vas a poder hacer binge-watching.

Por @ElPatoAlvarez_

Allá a finales del 2014 FOX presentaba una serie sobre los orígenes de Batman. Luego del primer episodio, y como siempre con mucho prejuicio, la mayoría del fandom puso el grito en el cielo al ver que era «una serie de Batman sin Batman».

Sin embargo, y luego de una primera temporada que tuvo sus traspiés, la serie fue calando hondo en cierto público que no le tuvo miedo a meterse en esta especie de Elseworld y salió ganando: Gotham es el producto de DC más adulto hecho hasta la fecha.

En «Gotham» sobran la sangre, tripas, tiroteos, sexo y más. La atmósfera noir que le impregnó su creador, Bruno Heller, es uno de sus puntos fuertes, remitiendo a las viñetas creadas, por ejemplo, por Frank Miller en su «Batman: Year One».

Luego de 5 años en el que la serie creció y evolucionó de manera incesante, y a una semana de su final, repasamos las razones por las cuales no podés perderte «Gotham», que seguro será otro hito en el universo de las series de DC, tal como lo fue en su momento, «Smalville».


Una ciudad sin redención y un ángel protector

Gotham

Gotham City está poblada de delincuencia y la guerra entre mafias es cosa de todos los días. Una de las víctimas de ello son Thomas y Martha Wayne, quiénes son asesinados frente a su pequeño hijo Bruce (David Mazouz).

Durante este hecho fatídico, el niño conoce al recién llegado Detective de policía James Gordon (Ben McKenzie) quien junto a su experimentado compañero Harvey Bullock (Donal Logue) comenzarán la investigación del crimen para darse cuenta que sólo es la punta del iceberg de un entramado mafioso y criminal mucho más grande.

Gordon es el joven idealista y por eso lo amamos. También a Harvey por su cinismo. Ellos son dos caras de la misma moneda y su amistad traspasará lo profesional.

Si bien es una historia de origen (y estamos asistiendo al nacimiento de Batman), «Gotham» no trata sobre el Encapotado per sé, sino que el protector de la ciudad será Gordon y veremos como su personalidad va evolucionando a medida que va equivocándose en su lucha contra el crimen.


La ciudad de la furia

Ciudad Gótica se ha visto representada innumerables veces a través de las películas live-action y animadas. Las más recientes (fuera del DCEU) fueron las adaptaciones de Christopher Nolan y su hiper-realismo, convirtiendo a la urbe en algo muy similar a, por ejemplo, New York.

«Gotham» nos remite a una ciudad no solamente atestada de criminales, sino que ella en sí misma representa un peligro en cada esquina. Su atmósfera atemporal, su suciedad, su sombrío clima, nos lleva a pensar en una ciudad industrial, más similar a Detroit y, por ende, donde la pobreza y la criminalidad están fuertemente unidas y son caldo de cultivo todos los días.


Los personajes («Muere como un héroe o vive lo suficiente para verte convertido en un villano»)

Gotham

Es difícil resumir en un ítem (y ni que hablar en una nota) sobre los personajes de «Gotham» y su riquísima evolución a través de estas 5 temporadas. Una de las tantas cosas que hace bien esta serie es dar un nuevo origen a ciertos personajes conocidos del mundo de Batman, crear nuevos y darle importancia a otros de los cuales no teníamos idea que existían.

Así pasan Selina Kyle/Catwoman, Poison Ivy, The Riddler, The Penguin, Mr, Freeze, Lucius FoxBarbara Kean, Alfred Pennyworth, Carmine Falcone y tantos villanos del universo DC que sería imposible detallar tan brevemente. En este apartado es importante recalcar que la galería de Super-Villanos no sería posible sin la intervención del Asilo Arkham, que pasa a tener una preponderancia mayor en la serie, como lo es en los cómics pero no fue tanto en las adaptaciones a la pantalla grande.

Quizás la villana que dio un gran impulso y fue el corazón de la serie fue Fish Mooney (Jada Pinkett Smith), quien fue la jefa mafiosa más importante en las primeras temporadas, no solo por ser una antagonista de temer, sino porque nos introdujo al malo con más corazón que nunca podíamos llegar a imaginar, y quien tuvo la evolución (desde mi punto de vista) más importante en toda la serie: El Pingüino (Robin Lord Taylord).


Oswald y Ed, el «bromance» menos pensado

Como dije anteriormente, el personaje de Fish Mooney permitió que conociéramos a Oswald Cobblepot (A.K.A. El Pingüino) primero como un chico de los «mandados» y, luego, ver como evolucionaba desde el resentimiento, los prejuicios hacia su figura, el bullying que le hacían los demás y la sociedad de Gotham, hasta llegar a ser el villano que todos conocemos.

Quizás por esto Edward Nygma (Cory Michael Smith) se convirtió en su gran «frenemy»: como Oswald, Ed tenía un trabajo como investigador forense en el GCPD pero eso no lo satisfacía. Al margen de su problema de doble personalidad, Nygma comenzó a sentir que tanto en su trabajo, como en la vida en general, las cosas no le salían bien y decide que entregar su ingenio a la vida criminal.

Las idas y vueltas de Oswald y Ed son, en varios momentos, el alivio cómico de la serie. También protagonizan una «historia de amor» que los lleva a convertirse en grandes amigos, aliados, enemigos y, finalmente, hermanos.

La evolución de estos dos personajes son el ejemplo máximo de por qué es tan necesaria «Gotham» en el universo de Batman. Sea canon o no.


«No es un héroe. Es un guardián silencioso. Un protector vigilante. Un Caballero de la Noche».

Gotham

Pero bueno, el «personaje principal» de la historia debería ser Batman… o por lo menos Bruce Wayne. David Mazouz es otro gran acierto en la serie. Su versatilidad actoral logró que empatizáramos al momento con el pequeño Bruce.

A medida que fueron pasando los años (y las temporadas) vimos como sufrió, intentó adaptarse a una vida normal, se enamoró, pero finalmente la sed de venganza y justicia pudo más.

Lo vimos convertirse gradualmente en el mejor detective de todo el mundo. Y también en el otro protector de Gotham, fuera de Gordon. Pero también peleando junto a él codo a codo.

Ahora veremos como finalmente se convierte en el Caballero de la Noche. El último episodio nos dejará a todos con la boca abierta y nos emocionaremos al saber que la mejor serie de live-action sobre los orígenes de Batman, sus aliados y sus villanos, llegó a su fin.


BONUS TRACK: “Sólo hace falta tener un mal día para que el hombre más cuerdo que existe enloquezca…»

Gotham

Cómo no hablar del genial Cameron Monaghan y su IMPRESIONANTE interpretación de este «proto-Joker».

Primero fue Jerome, luego Jeremiah. Ambos, hermanos gemelos que comparten un pasado trágico y la misma locura. Aunque Jerome Valeska fue el que lo comenzó todo con su locura y caos, Jeremiah completó el ciclo como un villano más ordenado, con un plan más sistemático.

Cada uno con su personalidad complementaria le dieron a este villano unos matices que jamás se hubiese logrado en un film o en otro tipo de adaptación con menos tiempo.

Ahora, el ¿final? de Jeremiah será el comienzo de la vida de «Mr. J», quizás el verdadero Joker, o quizás un paso más en la evolución de este gran antagonista del Encapotado.

FICHA TÉCNICA
Título original: Gotham
Nacionalidad: EE.UU.
Estreno: 26 de julio de 2014
Duración: Episodios de 45 min.
Ficha artística
Dirección: Varios directores; Bruno Heller, creador
Guión: Varios (Basada en los personajes de Bob Kane)
Producción: Scott White
Fotografía: Chris Norr, Tom Yatsko y otros
Música: David E. Russo, Graeme Revell
Reparto: Ben McKenzie, Jada Pinkett Smith, Erin Richards, Donal Logue, David Mazouz, Victoria Cartagena, Sean Pertwee, Robin Lord Taylor, Zabryna Guevara, Cory Michael Smith, John Doman, Andrew Stewart Jones, Camren Bicondova

 

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Diego Alvarez 1393 Articles
Cinefilo, comiquero, coleccionista, comic addict. Whovian de tiempo completo.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.