[REVIEW] Instinto: Cuando el drama baja la libido

El trailer vendía una serie del género thriller erótico, protagonizada por Mario Casas. Así fue como muchos la esperaron. La serie de Movistar+, que en Argentina se ve en Amazon Prime Video, es soft porn para señoras bien sin nada de thriller.

Por @gimei18

Con el estreno de los 2 primeros capítulos en el Festival de Cine de Málaga de este año, “Instinto”, dirigida por Carlos Sedes y protagonizada por Mario Casas, Óscar Casas, Silvia Alonso, Bruna Cusí, Ingrid García-Jonsson y Jon Arias, se proponía una serie de alto contenido erótico y una trama de suspenso. Mismo, los productores y actores hablaban de la serie diciendo que era mucho más que sólo sexo.

Mario Casas desnudo, factura visual de excelencia, locaciones y vestuario de lujo, cuerpos perfectos y morbos. Con eso ya alcanza para que cualquiera quiera verla. Aunque el inconveniente aquí no es llegar a que todos vean unos capítulos, sino mantenerse como un buen producto.

Sus productores en la rueda de prensa de Málaga dijeron: “creemos que en pleno siglo XXI el público ya es lo suficientemente adulto para no asustarse con una realidad sexual que practica más gente de lo que pensamos hoy día: club de sexo donde se puede practicar intercambio de parejas, sado, orgías y todo lo derivado del acto carnal que podamos imaginar, algunos con máscara para ocultar su rostro y otros sin ningún tipo de pudor por mostrar quiénes son”.

maxresdefault

“Instinto” narra la historia de Marco (Mario Casas), un empresario de éxito y copropietario de la empresa AVALA junto con su socio Diego (Jon Arias) que, detrás de esa lujosa vida de excesos y vicios, esconde un trauma del pasado que trata de ocultar. Por otro lado, tiene a su hermano José (Oscar Casas), un joven que acaba de cumplir 18 años y que padece autismo; es su única familia y está internado en un centro especial, al cuidado de su pedagoga Carol (Ingrid García-Jonsson). A este tema familiar se le añadirá la aparición de la madre de ambos, Laura (Lola Dueñas), una mujer que les abandonó hace 17 años y que vuelve a sus vidas de repente.

Además, aparece en la empresa, Eva (Silvia Alonso), una misteriosa mujer que se cruzará en la vida de Diego y conseguirá formar parte del elitista equipo que se encarga de los proyectos más blindados de la empresa. Las intenciones de Eva harán que la relación entre Diego y Marco penda de un hilo.

Marco cuenta con una psicóloga, Sara (Miryam Gallego), que parece una actriz porno, de la que sufre dependencia emocional y que le ayudará a sobrellevar las dificultades que se le presentan. Igualmente, ante situaciones extremas, Marco busca refugio en un club nocturno en el que practica sexo con personas tapadas con máscaras.

3676724.jpg-r_1280_720-f_jpg-q_x-xxyxx

Es inevitable caer en las referencias en las que se basa la serie, como que Marco es un Christian Grey de habla hispana o el club lujoso donde tiene sus prácticas sexuales remite a “Eyes wide shut”. Son inspiraciones muy evidentes y eso le quita mérito.

Mario Casas no convence, por más guapo que sea. Tanto el lenguaje corporal como la necesidad de transmitir angustia o bronca parecen impostados, sin matices. Quien resalta es su hermano, Oscar Casas, interpretando a un joven con TEA (Trastorno del Espectro Autista), al que cuida una enfermera Carol (Ingrid García-Jonsson) que también está muy bien en la serie.

No obstante, interpretativamente no hay nada desastroso, ya que el problema está más en la construcción de los personajes desde el guion. Todos se adhieren a una historia que se juega a ser misteriosa pero que resulta mucho más convencional de lo anhelado. Sobre esto, tarda demasiado en explotar el conflicto interno del personaje, no es hasta el episodio 2 cuando se vislumbra algún detalle. Los demonios de Marco son ilimitados, pero se encuentran tan ocultos que resultan aburridos para el que espera descubrirlos, imposibilitando generar empatía con el protagonista.

Instinto-Amazon-Prime-06

La historia tenía mucho potencial y el elenco coral también, pero el guion arruina todo y deja el producto hecho trizas, arañando la superficie de los tópicos, sin llegar a ahondar en ellos para que sea interesante. Plantea el erotismo como protagonista, aunque no se llega a hilvanar bien con la trama. Ni siquiera en las escenas de sexo, mucho menos numerosas de lo que uno podría esperar, se logra que esos deseos, explícitos o u ocultos según la ocasión, se manifiesten en pantalla.

Por supuesto, una serie como ésta, con un elenco de rostros y cuerpos tan llamativos, una historia que se promociona como thriller con abundante sexo, es muy comercial. El diseño de producción es muy bueno en la creación de atmósferas y el trabajo de fotografía es notable. Lástima que la trama no funcione.

La serie deja mucho que desear. El pseudo-sadomasoquismo queda obsoleto al lado de tantos clichés y subtramas mal trazadas. De thriller no tiene nada, pero sí predomina el drama. Engancha al espectador al tenerlo en vilo hasta el último episodio y, quizás, con las escenas subidas de tono. “Instinto” lo intenta pero no lo consigue.


FICHA TÉCNICA

Título original: Instinto descarga
Año: 2019
Duración: 47 min.
País: España
Dirección: Teresa Fernández-Valdés (Creator), Ramón Campos (Creator), Gema R. Neira (Creator), Carlos Sedes, Roger Gual
Guion: Ramón Campos, Teresa Fernández-Valdés, Gema R. Neira, Almudena Ocaña, Aurora Gracia, Flora González Villanueva, Alberto Grondona
Música: Lucio Godoy
Fotografía: Jacobo Martínez, Ricardo de Gracia
Reparto: Mario Casas, Ingrid García Jonsson, Silvia Alonso, Óscar Casas, Jon Arias, Lola Dueñas, Bruna Cusí, Miryam Gallego, Juan Diego Botto, Elvira Mínguez, Ahmed Boulane, Belén Fabra, Alberto San Juan, Mariola Fuentes, Roger Coma, Denis Gómez, Marco Sanz, Álex Gadea
Productora: Emitida por Movistar+; Bambú Producciones / Movistar+
Género: Serie de TV. Drama. Thriller | Erótico
Sinopsis: Marco Mur es un empresario de éxito que arrastra un trauma desde la infancia, lo que le provoca una serie de problemas a la hora de relacionarse con las mujeres. Para satisfacer sus instintos, Marco acude con asiduidad a un club privado de sexo donde los miembros pueden dar rienda suelta a sus fantasías más inconfesables.

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.