[REVIEW] Lost in Space: ¿Por qué no solo disfrutan el viaje?

Si no hay tiempo para la diversión, ¿para qué demonios intentamos salvar el planeta

Mayor Don West – Lost in Space (1965)

Por @mauvais1

Los años sesentas fueron tiempos de pensamiento positivista en la televisión americana, uno que intentaba contrarrestar el creciente malestar social con la guerra de Vietnam, la segregación racial, los ensayos nucleares, la guerra fría, escándalos políticos y otros tantos temas. Voyage to the Bottom of Sea, Misión Imposible, Star Trek, El túnel del tiempo y Lost in Space reflejaban de alguna manera los sucesos de ese tiempo, dándole una nueva mirada. Intentando, la mayoría de las veces, lograr conjurar esos dramas con propuestas pacificas, reflexionando y advirtiendo las consecuencias de que no se buscara un futuro mejor. Todavía, podríamos decir, creían posible un desenlace eficaz a los dramas como la segregación o las guerras.

Y por qué no, también divertir a la audiencia con la amalgama de varios tópicos como las aventuras de La familia Robinson suiza, naves espaciales y planetas desconocidos poblados por cientos de personajes nuevos. Paradójicamente, esta serie buscaba la evasión total en sus espectadores con aventuras absurdas y cómicas, pero que no dejaban de señalar muchos de los aspectos que antes mencionamos. Perdidos en el Espacio estuvo al aire con tres temporadas, la primera de ellas se emitió en blanco y negro y el resto en color, con 83 episodios que salieron al aire en Estados Unidos entre el 15 de septiembre de 1965 y el 6 de marzo de 1968.

taylor-russell-molly-parker-toby-stephens-ignacio-serricchio-mina-sundwall-lost-in-space-01-600x350

Los inquietos dedos demográficos de Netflix

Matt Sazama y Burk Sharpless son los encargados de actualizar esta comedia de ciencia ficción para sumar a la grilla del gigante streaming una para toda la familia, que de alguna manera se venían debiendo. En fin, la familia es lanzada al espacio una vez más, esta vez actualizando sus temas; algo de disfuncionalidad familiar, suma de otros personajes para el elemento de diversidad; lo que lleva a la propuesta a una nueva concepción. No es la familia unida para sobrevivir, es la construcción de una comunidad que pueda trascender lo construido hasta entonces por el hombre. Además de condimentarlo con el mentado tema ecológico, el liderazgo y el rol de la mujer en las sociedades modernas.

Ambientada 30 años en el futuro, la colonización en el espacio exterior es una realidad y la familia Robinson ha sido elegida para formar parte de una misión especial para establecer una nueva colonia en el espacio y empezar una nueva vida en un mundo mejor. Pero cuando pierden el rumbo, los Robinson terminan aterrizando forzosamente en un planeta desconocido donde les esperan todo tipo de peligros.

Puntos positivos en la serie: Maureen Robinson, interpretada por la excepcional Molly Parker, se presenta como una líder innata, un fuerte comandante que no descuida su rol de cabeza de familia y que no contrasta con su esposo John Robinson, Toby Stephens, sino que suma. Habla de la moderna familia disfuncional, con divorcio en puerta, de familias ensambladas. Hijos adolescentes con decisiones propias. Cataclismo que provocan la destrucción de los sistemas sociales imperantes. La modernización del relato lleva a la serie a comprender nuevos elementos dramáticos logrando una dinámica completamente distinta a la original. El cambio de genero del Dr. Zachary Smith es solo el comienzo del rocambolesco armado del personaje que interpreta Parker Posey como la Dra Smith. Leen con más seriedad, porque vivimos en una era donde solemos subestimar la comedia en pos de un drama coral atractivo, en que las sombras y la doble moral son moneda corriente, y quizás allí este remake pierda un poco del espíritu original.

lis_sg_101_00092ar

Muchas opiniones leídas comentan lo irritante que pueden llegar a ser los niños Robinson, dos adolescentes mujeres y un niño con sus constantes puestas en peligro, con sus afiladas respuestas y credulidad. ¿Pero acaso no es eso lo interesante? En la opinión de este humilde reseñador, parafraseando a un maestro, el añadido a esta adaptación es justamente el contarlo desde personajes actuales con los dramas que hoy en día nos entorpecen o liberan. Son adolescentes capaces de decidir y comprometerse, de una generación que creció entendiendo los conflictos que vivimos como sociedad, son la generación siglo XXI. Y son el mejor vehículo por lejos para iniciar una aventura, los que no temen involucrarse en lo desconocido, trastocar los mandatos. ¿Que siempre están en peligro? Es una aventura, por defecto esperamos que funcione como tal, que los descansos son solo para la moraleja final, para la lección sobre responsabilidad, confianza o lo que se quiera advertir.

lost-space-netflix

Se destacan el excelente diseño producción a cargo de Ross Dempster en el que se puede advertir que el producto no se toma a la ligera, muy de la mano con Star Trek: Discovery y bien lejos de su predecesora, logrando un atractivo resultado de vertiginosos episodios que mantendrán a los espectadores entretenidos. El soundtrack que rescata el tema original de apertura de John Williams, propone una idea más épica acorde a esta adaptación, un acertado trabajo de Christopher Lennertz. La fotografía de Sam McCurdy y Joel Ransom, con esas enormes panorámicas del nuevo planeta y por sobre todo la destacada labor en efectos especiales, sirva de ejemplo el robot amigo de Will y su diseño.

Consiguen, con un acertado elenco, personajes tridimensionales que veremos madurar, con los que quizás lleguemos a empatizar. Pero por sobre todo es una aventura familiar, donde los conflictos son superados a fuerza de colaboración, de comprensión. El drama algo amanerado y superficial sirve como condimento, el suficiente picante para unificar todo lo anterior. Si esperaban una Battlestar Galactica, The 100 o The Expanse, podríamos argumentar que básicamente poseen la misma premisa, solo que esta construye una comedia dramática más al uso familiar, en la que se puede sumar a los pequeños y que mucha falta venía haciendo, después de tanta oscuridad y tragedia. Es interesante pensar el género como un entretenimiento más abarcativo o primeras armas de los niños en el fascinante universo de la ciencia ficción.


lost_in_space_tv_series-460443844-large

Título: Perdidos en el espacio (Lost in Space – 2018)

Dirección: Tim Southam, Deborah Chow, Alice Troughton, Neil Marshall

Guion: Matt Sazama, Burk Sharpless (Personaje: Irwin Allen)

Reparto: Mina Sundwall, Max Jenkins, Molly Parker, Parker Posey, Taylor Russell, Ignacio Serricchio, Toby Stephens, Amelia Burstyn, Raza Jaffrey, Adam Greydon Reid, Ajay Friese, Kiki Sukezane, Iain Belcher, Yukari Komatsu, Sibongile Mlambo.

Ambientada 30 años en el futuro, la colonización en el espacio exterior es una realidad y la familia Robinson ha sido elegida para fomar parte de una misión especial para establecer una nueva colonia en el espacio y empezar una nueva vida en un mundo mejor. Pero cuando pierden el rumbo, los Robinson terminan aterrizando forzosamente en un planeta desconocido donde les esperan todo tipo de peligros. Y que se encuentra a años luz de su destino final… moderna interpretación del clásico de ciencia ficción de los años 60.

 

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 2075 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

3 Trackbacks / Pingbacks

  1. Un niño y su… ¿robot?: Perdidos en el espacio de Netflix reimagina la amistad clásica
  2. Jared Leto será el vampiro Morbius en otro spin-off de Spiderman
  3. The Mandalorian: Primeros detalles para la serie live-action de Star Wars |

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.