5 razones para ver… «MAD MEN»

5 razones para ver... "MAD MEN"

Mad Men es una serie de televisión estadounidense, perteneciente al género de drama de época, creada y producida por Matthew Weiner. La serie se estrenó el 19 de julio de 2007, en el canal de cable AMC, y fue producida por Lionsgate.

Por @lupebaldoni

Si bien Mad Men emitió su último capítulo en el 2015, hace relativamente poco, ya es considerada un clásico imprescindible en el mundo de las series y hoy vamos a contarles por qué vale la pena, si todavía no la vieron, presenciar esta historia tanto elegante como ácida desde el minuto uno. El argumento de fondo es el mundo de la publicidad, sin embargo constante avanza la historia, salen a la luz problemáticas sobre el mundo tal como se veía en los años 60: sexismo, misoginia, tabaquismo, alcoholismo, homofobia, y la despiadada competencia del mundo laboral. 

5 razones para ver... "MAD MEN"

Acá les dejamos 5 razones para no perdérsela:

1. Don Draper/Jon Hamm

El magnífico Jon Hamm fue quien le dio vida a Don Draper con una impecable actuación: la serie entera podría ser sostenida únicamente con la trama del personaje principal. Un hombre mujeriego, alcohólico, egoísta y mentiroso pero también cautivador, inteligente y enigmático. El antihéroe por excelencia en el mundo de la publicidad. La evolución de este directivo de una empresa publicitaria quien robó la identidad de un oficial de guerra se cuenta de una forma tan precisa, con flashbacks al pasado que nos dan a empatizar (o no) con todos sus defectos, necesarios, para atraer al público de una manera casi imperceptible.

Los matices del actor están tan bien logrados que le permiten al espectador ir trazando la personalidad de un exitoso empresario que está dispuesto a sacrificar las cosas consideradas como más importantes en la vida para ser un triunfador.

5 razones para ver... "MAD MEN"


2. Las mujeres en los años 60

Sin dudas la serie da lugar a análisis en cuanto a la evolución del papel de la mujer en la sociedad y en el mercado laboral. Principalmente con el papel de Peggy Olson (Elisabeth Moss), uno de los personajes femeninos más importantes. Su paso desde secretaria hasta jefa de redactores refleja el sacrificio y la lucha de las mujeres en ese entonces (e incluso en la actualidad) para ser tomadas en serio y dejar de ser vistas como amas de casa o esposas. Lo cautivador en su personaje es que la serie no repara en mostrar a una mujer inmaculada y libre de errores, sino todo lo contrario: se marca su camino y su evolución, con errores y miserias, delineando una personalidad fuerte y dispuesta a pelear contra el prejuicio para obtener lo que desea.

5 razones para ver... "MAD MEN"


3. El contexto histórico

La trama, ubicada en los años 60, incluye episodios que marcaron la historia de ese entonces en Estados Unidos: el asesinato de John Kennedy y Martin Luther King, la muerte de Marilyn Monroe, la llegada del hombre a la luna y otros acontecimientos que paralizaron al mundo entero, se cuelan en el guión con perspicacia y grandeza. No dan la sensación de estar fuera del arco argumental, sino que se juega metiéndolos con la historia de los personajes y del momento de la serie de una forma imperceptible.

5 razones para ver... "MAD MEN"


4. La estética

Sin dudas, Mad Men tiene una estética particular y esto está excelentemente logrado. El juego de luces y fotografía, cómo se sitúa con estas herramientas a los personajes, en un estado de aislamiento y frustración, es característica de la misma. El vestuario está elegido de forma muy cuidada para todos los personajes, y sabe reflejar sus personalidades destacando el estilo de cada uno. Betty Draper (January Jones) luce constantemente vestidos que destilan feminidad, reflejando a la típica esposa americana. No obstante, Joan (Christina Hendricks), una mujer seductora y decidida, utiliza su ropa como un elemento de poder y persuasión.

Todos estos elementos respecto a la producción y a la puesta en escena, hacen que sea una serie digna, no sólo de mirar, sino también de ver. 

5 razones para ver... "MAD MEN"


5. Los diálogos

Para los que están por empezar esta joya de serie, es importante destacar que en el universo de Mad Men, los diálogos y silencios son tan importantes como la trama en sí misma. No hay dudas de que, si bien los arcos narrativos de todos los personajes no dejan escapar ni un detalle y sus cierres también son exactos, los tecnicismos puestos en cada diálogo, ritmos pausados y silencios son más que atrapantes y esenciales para entenderla y tejer la trama. 

Recopilamos algunas de las frases que más nos gustaron de los personajes:

No hay ninguna gran mentira, no hay ningún sistema, el universo es indiferente” – Don Draper

Tú no sabes cómo beber. Toda tu generación bebe por las razones equivocadas. Los de mi generación bebemos porque es bueno, porque se siente mejor que desabotonarse el cuello, porque nos lo merecemos. Bebemos porque es lo que hacen los hombres” – Roger Sterling 

Un eslogan no es nada cuando tienes una buena idea” – Peggy Olson

Esa pobre chica, no sabe que amarte es la peor manera de llegar a tí” – Betty Francis

Lo que tú llamas amor fue inventado por hombres como yo para vender medias” – Don Draper

5 razones para ver... "MAD MEN"

Entonces, para tener en cuenta a la hora de aventurarse en el mundo de los publicistas más despiadados de la televisión: no dejar escapar ni un detalle de los diálogos entre los personajes, prepararse para conocer a un protagonista que nos hará quererlo, entenderlo y nos decepcionará más de una vez… Y a disfrutar del vestuario icónico y la elegancia de Mad Men. 


 

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.