Balance 4B: El teatro nuestro de cada día

El teatro también tuvo una muy buena temporada en este año que ya nos deja. Repasemos algunos de los mejores espectáculos que pudimos disfrutar.

Por @mauvais1

Ha sido un año rico en las tablas porteñas, con producciones destacadas y excelentes interpretes. Cada una en lo suyo supo dar lo mejor y colmar el escenario de una electrizante energía.

En el circuito off hubo en especial una que captó nuestro corazón, dada la fuerza que transmitió en esa sencilla historia el trabajo del Grupo Sambuseck, bajo la dirección de Sergio Calvo y Ignacio De Santis, con la fantástica MAREA; historia pequeña decíamos aquella vez cuando tuvimos la oportunidad de verla, “… que explora desde el presente conflictivo un pasado que se antoja vivo y enérgico, un reflejo de lo que fueron aquellos que lo vivieron, como una cinta que no mira nadie.” Una presentación sugerente y versátil que fue vívida desde el trabajo de los actores hasta la puesta que lograra Gonzalo Córdoba Estevez. Bella en todos los aspectos.

En musicales la apuesta fue fuerte con genialidades, que ya son un clásico, como The Rocky Horror Show de Andie Say y protagonizada por ese monstruo de las tablas que es Roberto Peloni, quien a su vez nos sorprendió con  Cuando el Bosque se nos Venga Encima, su magnifica versión de El Pato Salvaje de Ibsen. Pero volviendo al género,  este también estuvo plagado de nuevas voces que supieron captar la cotidianidad de la vida, como esa fabulosa y multipremiada “Los Monstruos” de Emiliano Dionisi y que protagonizaran esas maravillas que son Natalia Cociuffo y Mariano Chiesa. Una verdadera y tormentosa dramedia musical que no deja de conmover a nadie que se le haya atrevido. O la exploración del sujeto y sus deseos como fue Hombre Viajando en Taxi de Leonel Giacometto con música de Nico Cota, una propuesta llevada a cabo con éxito y excelente ritmo. Experimentos que supieron dar un universo de exploradores de las tablas que hicieron de los dramas oscuros comedias irreverentes. La puesta de Sangre, Sudor y Siliconas fue uno de ellos, llevado a cabo por Fanny Bianco, Daniel Campomenosi, Fabián Minelli,  Marcos Montes, Adriana Pegueroles y Gastón Vietto. Una comedia que actualizaba un drama shakesperiano como “Tito Andrónico” de W. Shakespeare. Magnifica, imperdible parodia en donde “El publico se ríe, se divierte y no advierte que es preso de un prejuicio devastador…”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un año, decíamos,que supo dar al publico una inmensa variedad de espectáculos con producciones dignas, si no vean la refinada y sardónica Dinner de Valeria Ambrosio con ese desopilante y  enorme Guillermo Lemos o la sensual DESEO en la que Alejandra Ciurlanti supo captar tan bien la esencia original del español Miguel del Arco.

Fue un magnifico año para las tablas, una agenda amplia que desbordó las expectativas y nos dio lo mejor, con la suerte de que muchas de ellas se sumarán a otros esperados estrenos en este año que ya inicia y de los que hablaremos más adelante. Hasta entonces, feliz 2017 para todos nuestros lectores.

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 1961 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.