¡No renuncio!: Las aventuras del empleado público promedio

Llega a los cines argentinos la comedia que está haciendo furor en Italia, y le vamos a contar por qué es menester ir a verla en cines.

Por @diegui83

De tanto en tanto, nuestros sueños se ven truncos por alguna eventualidad o circunstancia de la vida. Sueños que quizás son muy utópicos o que demandan tanto tiempo que terminamos por abandonarlos ante algo más mundano y de noción más pragmática.

Esto es todo lo contrario a lo que le sucede a Checco (Zalone), un hombre de mediana edad que vive su sueño hecho realidad: es un empleado de la administración pública, responsable de emitir permisos de caza y pesca y con un vida idílica que es permanecer con sus padres a los 38 y tener una eterna novia (bastante pulposa) con la que no hay que tener mucha responsabilidad. La vida del empleado público es para Checco, y para el resto de su provincia, la vida de un dios caído del Olimpo. La adoración de su madre, sus suegros, su pareja y hasta de la gente que requiere sus servicios lo pone en un pedestal del cual es difícil bajarse.

Todo cambia cuando una nueva ley que elimina las provincias hace que que los puestos burocráticos menos necesarios dejen de existir, obligando (indemnización mediante) a los empleados a renunciar a sus puestos de “ñoqui”. El mundo de Checco se viene abajo, ya que no tiene ningún hijo o discapacidad que amerite dejarlo en su puesto.

Ante esta “catástrofe”, nuestro querido héroe es llamado ante las autoridades pertinentes para que firme la renuncia a su puesto y acepte un jugoso cheque de 35.000 Euros. Pero Checco es hábil y tiene de su lado al Santo Patrono de los trabajadores estatales, un veterano político que va menguando de puesto en puesto a través de los años, hasta llegar algún día a lo más alto. Este ser es real pero actúa como la voz de la conciencia de nuestro querido servidor público, aconsejándolo cada vez que lo citan a renunciar a su cargo. esto provoca que lo manden a trabajos cada vez más alejados de su hogar, hasta caer en el Polo Norte, donde finalmente se enamorará de una bella científica medioambientalista que lo hará recapacitar sobre cuáles son las verdaderas prioridades de la vida.

La película dirigida por Gennaro Nunziante abunda en gags efectivos sobre la vida de un funcionario público, apoyados en la excelente caracterización y performance del actor Checco Zalone (sí, usa el mismo nombre para el personaje, pero es su pseudónimo), labrando un personaje tan patético que es ceracano a cualquier cultura…incluso la nuestra. Porque tenemos genes italianos y este film saca los peores tics de una cultura latina retrógada, machista, misógina, inocente, ignorante pero al mismo tiempo también absurda, en un combo que muestra la idiotez y la avaricia que puede llegar a tener uno de estos tan bien llamados “ñoquis”.

Tanto la puesta en escena como la banda sonora están en consonancia para que esta película sea una comedia absurda, con la que también nos podemos sentir incómodamente identificados y sentir que nuestra idiosincrasia argentina tiene anclado su ADN mucho más allá del Atlántico.

PUNTAJE: 8/10


  • Título original: Quo Vado?
  • Dirección: Gennaro Nunziante
  • Guión: Gennaro Nunziante, Checco Zalone
  • Protagonistas: Checco Zalone (Checco), Eleonora Giovanardi (Valeria), Sonia Bergamasco (Dottoressa Sironi), Maurizio Micheli (Peppino), Lino Banfi (Senatore Binetto), Ludovica Modugno (Caterina), Antonino Bruschetta (Ministro Magno)
  • Duración: 86 minutos
  • Distribuidora: Diamond Films/.Tiff Prensa & Comunicación

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Diego Alvarez 1276 Articles
Cinefilo, comiquero, coleccionista, comic addict. Whovian de tiempo completo.

1 Trackback / Pingback

  1. Jueves de Estrenos:28/07/2016 – Cuatro Bastardos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.