Patrick Melrose: Drogas, traumas y Cumberbatch

Les presentamos y recomendamos esta serie nominada a 4 premios Emmys, con estupendas actuaciones y dirección, con una trama basada en las novelas de Edward St. Aubyn.

Por @08Federock

La serie está basada en las novelas de Edward St. Aubyn, las cuales  tienen como protagonista  a Patrick Melrose. Vale decir que cada uno de los cinco episodios que componen la miniserie se ha adaptado de una novela diferente en la colección semiautobiográfica de St. Aubyn, el cual alguna vez llegó a consumir 5.000 dólares en medicamento por semana.

Desde el comienzo las drogas se presentan como un protagonista más, como un villano que confunde la vida de Patrick, y las expectativas del espectador. Con el guion escrito por David Nicholls (Cold Feet) la serie juega con lo que esperamos, más aún si no leímos el material adaptado. Patrick recibe una llamada informándole de la muerte de su padre, por fuera parece casi un cliché dramático al ver a Patrick derrumbándose al suelo por la “mala” noticia. Pero no es la pena lo que lo hace agacharse, sino que es la heroína que corre por sus venas, pasándola muy bien con ella.

pm_101_b4_olie9649.r

De esto trata la serie, un hombre llamado Patrick Melrose que intenta conducir su vida llena de obstáculos internos que implican un pasado oscuro e involucra a su niñez, su madre y especialmente el padre.

El primer capítulo llamado Bad News puede ser difícil de disfrutar al 100% debido a la excesiva cantidad de drogas que se presentan (como heroína, cocaína, anfetaminas, benzodiazepinas, alcohol, y Quaaludes), pero con el humor, sarcasmo y la estupenda dirección, todo se siente como un placer culposo. El viaje de drogas que recorre Patrick, debido a su traumático pasado, puede recordar por momentos a la estética inglesa de Trainspotting, o al humor de  The Wolf Of Wall Street pero sin la dirección surrealista y exhuberante que existe en Fear and Loathing in Las Vegas.

Luego al ver los siguientes capítulos entendemos que esta fue una puerta a la mente del personaje, bastante interesante debido a que se nos presenta la incógnita del trauma de su niñez, y porque el drama finalmente golpea fuerte.

Con la omisión de contarnos lo sucedido en el pasado nos hace usar la imaginación a nosotros, el espectador, para suponer que sucedió o porque ese hecho afectó tanto al protagonista. Asimismo la mente evita o niega que haya pasado lo más terrible que se infiere que sucedió, poniéndonos aún más en empatía con Patrick. La negación u omisión sobre el recuerdo doloroso es respaldada por las drogas, y el humor, usado como refugio mental por el protagonista. El logro del guion (Con una merecida nominación a David Nicholls a los premios Emmy) es el de haber construido una trama interna sofisticada, y exteriorizarla de manera correcta con diálogos que fluyen naturalmente y que nos deja miles de frases para evocar, presentándonos a los personajes de forma atractiva a pesar de lo oscuros que son, envolviéndonos en el padecimiento que sufre el protagonista y así llevarnos a la acomplejada mente de Patrick Melrose.

754-BENEDICT-CUMBERBATCH-ES-EL-PROTAGONISTA-DEL-TRAILER-DE-PATRICK-MELROSE-1.jpg

El miedo al padre, la adicción a las drogas y el ambiente angustiante está respaldado por grandes actuaciones, como la de Hugo Weaving interpretando al tirano y terrorífico padre de Patrick, David Melrose. Además de la inocencia de la madre presentada de forma maravillosa por Jennifer Jason Leigh. Y por último el actor que guía y sostiene esta serie, Benedict Cumberbatch, el cual interpreta a un Patrick Melrose el cual quizá al principio recuerde a Sherlock, pero con el paso de los minutos eso se aleja dejándonos una de las mejores actuaciones de su carrera. Benedict nos hace reír, sonreír, y emocionar hasta las lágrimas con momentos y confesiones muy sensibles, totalmente merecida la nominación a un Emmy como mejor actor en series limitadas. Y a no olvidar el trabajo del joven Patrick interpretado por Sebastian Maltz con su primer interpretación en un papel complejo.Otra de las nominaciones, además de mejor serie limitada y las mencionadas, es para la dirección de Edward Berger, un alemán premiado en su país por la serie Deutschland 83 (2015), entre otras películas.

Lo opaco y nocivo que sufre Patrick Melrose ocurre en lugares atractivos a la vista, como bañeras costosas, hoteles lujosos, alfombras elegantes, dando un contraste interesante pero sin dejar de resaltar la inservible y cruel realidad que él nos presenta a lo largo de la serie.

180510-ira-benedict-show-tease_w1au94.jpg

La puesta en escena tiene la exactitud europea, acompañado de una iluminación precisa que resalta los colores hasta en los sombríos momentos, los cuales Berger utiliza de manera espectacular. A pesar de que haya algunos problemas en el diseño de producción, que presenta dificultades para transmitir que todo esto está sucediendo en los años ochenta, la serie nos entrega varios planos secuencias dignos de apreciar, especialmente en una mansión, además de exhibir la belleza de paisajes como el sur de Francia intercalándolos con escenas en Nueva York y Londres.

La edición y la inclusión de los flashbacks y flashforwards entre capítulos, no dañan para nada la comprensión de este complicado recorrido de Patrick Melrose, el cual acerca a los problemas con los padres llevados al extremo, la locura de cada persona y como cada individuo sobrelleva sus trastornos por la vida rodeada de personas tanto menospreciables como importantes.

Esta serie es una sobredosis de sensaciones que nos traslada a un viaje profundo y honesto por la adicción pocas veces visto.


patrick_melrose-852770847-large

Título: Patrick Melrose

Dirección: Edward Berger

Guion: David Nicholls (Novelas: Edward St. Aubyn)

Reparto: Benedict Cumberbatch, Jennifer Jason Leigh, Hugo Weaving, Blythe Danner,Anna Madeley, Allison Williams, Holliday Grainger, Jessica Raine, Pip Torrens,Prasanna Puwanarajah, Indira Varma, Declan Rodgers, Celia Imrie, Asheq Akhtar,Jennifer Armour, Paul Bullion, Nancy Crane, Richard Dixon.

Patrick Melrose (Benedict Cumberbatch) es un aristócrata inglés que lucha por vencer sus demonios internos y superar sus problemas con el alcohol, derivados de una infancia complicada con un padre terriblemente estricto (Hugo Weaving) y una madre (Jennifer Jason Leigh) que, como él, bebía demasiado.

 

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.