5 razones para ver… «FOSSE/VERDON»

FX se mete en la historia de Bob Fosse y Gwen Verdon, el matrimonio más famoso de Broadway, y acá te dejamos nuestras cinco razones para no perdértela. And all that jazz!

Por @gzmiglesias

MICHELLE WILLIAMS (Y GWEN VERDON)

Aunque es considerada una intérprete fundamental de la historia de Broadway, Gwen Verdon no llegó a atravesar tantas fronteras como sí lo hizo su marido, el reconocido coreógrafo y director Bob Fosse. Por eso, la incorporación del apellido Verdon al título del programa se vuelve fundamental; esta no es solo la historia del popular coreógrafo (¿no vimos ya »All that jazz» y su espectáculo homenaje »Fosse»?) sino también la historia de Gwen Verdon, la popular bailarina y actriz que supo hacer de Fosse y de sí misma dos de las estrellas más grandes del musical.

Pero más allá de su ilustre apellido, esta Gwen Verdon brilla gracias a Michelle Williams, una actriz que le da tanta verdad al personaje, que bien podría haberse llamado la serie »Verdon/Fosse». Williams es un factor fundamental para el lucimiento de la miniserie, y su composición debería ser tenida en cuenta para la próxima entrega de los premios Emmy.

Michelle Williams Fosse-Verdon.jpg


EL MUNDO DE BROADWAY

Si »Feud» encantó por el retrato del Hollywood de los años ’60, »Fosse/Verdon» se ocupa, con mucha habilidad, del Broadway de los años ’70. Pero no se trata de un Broadway de glamour, brillo y plumas, sino de una industria opaca sobre la cual hay millones de dólares invertidos.

El Broadway de »Fosse/Verdon» no es, entonces, sinónimo de color y alegría, sino un mundo oscuro y decadente en el que coreógrafos, actores y directores están al acecho del próximo espectáculo, ese que los saque del olvido o que les dé el gran éxito que hace tanto tiempo están esperando. Y es, también, un mundo de alcohol, humo, enfermedades y sexo. Ese es el Broadway de Bob Fosse.

05-fosse-verdon-1.w1200.h630


LA IDEA DE MATRIMONIO-SOCIEDAD

¿Por qué funciona tan bien la dupla Fosse-Verdon, de Michelle Williams y Sam Rockwell? Porque la pareja no es, solamente, una pareja. Por momentos amigos y en ocasiones grandes rivales, Bob Fosse y Gwen Verdon constituyeron una dupla creativa que oscilaba entre el matrimonio y la sociedad profesional, y es en esos vínculos tan distintos -pero a la vez tan cercanos- en donde se mueven los conflictos de los personajes.

Mientras Gwen Verdon se obsesiona pensando en las regalías que sus trabajos le pueden dejar a su hija Nicole, Fosse transita su vínculos familiares de forma un tanto más desinteresada. Ella es la madre, la bailarina, la asesora creativa, la actriz y la mujer. Él es solo Fosse, el coreógrafo y director.

Ninguno de los dos fue un santo, ni tampoco un demonio. Fueron, en esencia, una sociedad que trascendió el universo artístico para conformar también un universo familiar, y es en la mezcla de esos dos mundos en donde »Fosse/Verdon» encuentra lo más rico de su material.

FOSSE_2.jpg


EL RETRATO DE BOB FOSSE

Es posible que, a simple vista, el Bob Fosse de Sam Rockwell no brille tanto. ¿Por qué Michelle Williams nos resulta tan impactante en su interpretación? ¿Por qué Verdon nos cae tanto más simpática, y logramos empatizar con ella más que con Fosse? La respuesta es clara: »Fosse/Verdon» no busca alegría en la vida del coreógrafo.

El Bob Fosse de la serie no tiene, pues, todo el glamour que uno podría esperar de un ícono de Broadway. Es, en todo caso, un hombre consumido por sus vicios y cuya gigantesca creatividad se ve puesta siempre en jaque por sus dolencias o malas decisiones. ¿Y no es, en este punto, en donde entra en juego Verdon? ¿No existió, acaso, »Chicago» por insistencia de ella? ¿Hasta qué punto era Fosse, un verdadero genio, más que la construcción que su esposa hizo de él?

Si bien la serie no busca quitarle mérito a la genialidad del coreógrafo, sí construye un personaje distante y oscuro con el cual es difícil de empatizar. Y eso se ve sustentado por la gran actuación de Sam Rockwell, intérprete que sabe lidiar muy bien con la oscuridad de su personaje.

02-bob-camera-gallery-0138.with grain_re01.jpg


UN TESTIGO (NO TAN) MUDO

Tras el final de la serie, los fanáticos del mundo Broadway comenzaron a preguntarse sobre la veracidad del material que sirvió de base para el programa. ¿Fueron las vidas de Bob Fosse y Gwen Verdon realmente así? ¿Era Fosse tan desagradable como lo pinta la miniserie?

Dejando de lado que el proyecto estuvo basado en la biografía »Fosse», de Sam Wasson, y que la veracidad biográfica nunca busca ser la base de un proyecto de ficción (ni debe hacerlo), es interesante observar que Nicole Fosse, la única hija de la pareja, sirvió como productora ejecutiva de la serie y, según dicen, pidió agregar el apellido de su madre al título del programa.

»Fosse/Verdon» se ve, por lo tanto, coloreada por una persona muy cercana a sus protagonistas. Pero Nicole Fosse es, también, un personaje muy importante de la serie. Es en ella, pues, en donde se manifiesta lo mejor y lo peor de sus padres: ese lugar en donde el talento creativo debe dejar espacio para la vida familiar.

gwen-verdon-bob-fosse-fx-cast-real-life-comparison-1553113792


Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.