Elle: Lujuria por Vivir.

Paul Verhoeven e Isabelle Huppert nos traen un minucioso retrato de una mujer en constante lucha por el control enmascarado como un magnético thriller.

Por: @Javielorza

Vidrio rompiéndose, sonidos de pelea, un gato observando a su dueña siendo violada por un atacante; estos son los primeros momentos de nuestro film, si eso es perturbador y desconcertante más aún lo es la reacción de quien será nuestra protagonista, Michele LeBlanc(Isabelle Huppert), quien se levanta, barre los vidrios rotos, toma un baño y sigue su rutina diaria con una aparente frialdad que pone en marcha un ciclo de dudas en la mente del espectador sobre las impredecibles acciones de Michele que solo irán en crescendo con el transcurso de la película.

Michele está a cargo de una compañía de desarrollo de videojuegos junto con su socia Anna(Anne Consigny), la mayoría de sus empleados son hombres jóvenes que la aborrecen o le temen. Su hijo, Vincent(Jonas Bloquet) es un bueno para nada que solo mantiene trabajos en negocios de comida rápida y para colmo esta por tener un hijo con su novia criada por gitanos Josie(Alice Isaaz) a quien Michele detesta. Su madre la empuja constantemente a que enfrente un terrible trauma de su niñez causado por su padre, pero los consejos de la anciana pierden toda validez cuando Michele la encuentra con hombres de la edad de su nieto y como si todo esto fuera poco Michele desarrolla una atracción mal vista moralmente cuanto menos por su vecino casado(Laurent Lafitte).

No hace falta señalar que la vida de nuestra protagonista ya es bastante complicada para cuando la conocemos, tal vez su inacción ante el ataque se deba a lo agotada que la tiene la rutina que lleva, quizás aún siga en estado de shock, o incluso podemos vislumbrar la posibilidad de que su atacante le diera una razón de ser, y la frágil indefensión a la que se vio expuesta le hace sentir viva por primera vez en mucho tiempo. Tal vez todas estas posibilidades sean correctas, tal vez ninguna, lo cierto es que el personaje de Michele, con todos sus matices y su profundidad, dan lugar a todo tipo de planteos y dudas durante el transcurso del film, ya que su conflicto interno en cada una de las relaciones que establece es palpable, y por ende el estado de incertidumbre se transmite al espectador de principio a fin, en especial a medida que el incidente aislado de la violación se convierte en una serie de perversos ataques que se repiten constantemente.

Por parte de Verhoeven el director vuelve a explorar el mundo de las mujeres y su sexualidad en forma cruda y realista, pero necesaria tratándose de un tema cuya discusión esta en auge desde hace unos años. El ritmo prácticamente no decae con varios momentos en los que alterna con humor negro que mantiene cierta incomodidad y tensión en el ambiente por su naturaleza bastante oscura (en particular el episodio en torno al nacimiento del nieto de Michele). Tanto el guión, por David Birke y basado en la nivela “Oh…” de Philippe Djian, como la fotografía a cargo de Stephane Fontaine (Captain Fantastic;2016) son puntos fuertes del film también.

En cuanto al elenco, Jonas Bloquet y Judith Magre, hijo y madre de Michele respectivamemte, destacan en su labor de generalmente darle un poco de humor al films desde sus caracterizaciones de personajes patéticos que no se pueden valer por si mismos y necesitan la constante ayuda de Michele. Laurent Lafitte mantiene una gran química con Huppert en todas las cambiantes facetas de los vínculos de sus personajes, los cuales cambian también a la vez que sus sentimientos mutuos.

Sin embargo si hay una labor que destacar es la de Isabelle Huppert, quien lleva la película en sus hombros con gracia y facilidad y nos entrega uno mas para su lista de papeles perfectos. Huppert camina en la cuerda floja interpretando a una mujer que se muestra sobria, entera y por momentos falta de emociones, pero humanizándola y dándole profundidad con gestos casi imperceptibles que logran hacernos simpatizar hasta con las acciones que parecen egoistas o erroneas de Michele.

Para finalizar, Elle es un film que posee a uno de los personajes mejor logrados de los últimos años a cargo de una de las mejores actrices de esta generación, con temáticas actuales y relevantes, y cuyo caudal narrativo merece mas de una visita al cine para disfrutarlo por completo.

Puntaje: 8.5/10


  • Título Original: ELLE.
  • Protagonistas: Isabelle Huppert, Laurent Lafitte, Anne Consigny.
  • Director: Paul Verhoeven.
  • Año: 2016.
  • Duración: 130 min.
  • País: Francia.
  • Guion: David Birke (Novela: Philippe Djian)
  • Música: Anne Dudley.
  • Fotografía: Stéphane Fontaine.

 

Advertisements
Anuncios
Anuncios

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. Jueves de Estrenos: 16/03/2017 – Cuatro Bastardos
  2. Benedetta: Primer imagen del nuevo film de Paul Verhoeven |

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.