[REVIEW] Mowgli: Relatos del libro de la selva

Mowgli: Relatos del libro de la selva

“¿Sabes una ley de la Selva? Primero se pega y luego se avisa”.

Rudyard KiplingEl libro de la selva (1894)

Por @mauvais1

No queremos comenzar esta review con las comparaciones que podrían realizarse al respecto de la versión (primero animada y luego en imagen real) de Disney del clásico literario escrito por Rudyard Kipling, puesto que ambas producciones han buscado de alguna manera un acercamiento propio a sus intereses, tanto creativos como de mensajes. Basta con leer la cita con que anticipamos el texto para que nuestro amigo lector se imagine por dónde rumbea la producción que dirige Andy Serkis y guiona Callie Kloves (novato en estas lides). Por lo pronto esta puesta, que produjo Warner Bros. y que luego retrasó en su estreno hasta terminar en la gigante y hambrienta N colorada, intenta una aproximación más cercana al material original.

The Jungle Book es una colección de relatos, aunque y gracias a las adaptaciones cinematográficas, el más conocido, quizás también por su longitud, es la historia de Mowgli; el niño que llega a la selva luego de perder a sus padres tras el ataque de un tigre y aparece en la entrada de la cueva de una familia de lobos. El asesino no es cualquiera, es Shere Khan, conocido por no respetar tanto el código que rige la vida de los animales en la selva. Y quienes reciben al niño son Nisha y padre lobo, pertenecientes a la manada de lobos que viven en la roca; una sociedad que cumple con honor las leyes, como también quienes más representan el espíritu de estas. El tigre enfrenta a los lobos exigiendo su presa y estos resuelven que la manada decidirá quién se quedará con el niño. En la asamblea, Akela, el lobo líder, apela a sus hermanos y consejeros para tomar la decisión. Es allí cuando intervienen Baloo, el oso encargado de enseñar a los cachorros las leyes de su mundo, y Bagheera, la pantera que presenta un tributo como pago para que el niño sea adoptado. Los lobos lo hacen y se cría como un cachorro más. Pero Shere Khan no descansará hasta obtener lo que desea.

El imaginario del director, ducho en la construcción de personajes con captura de movimiento, quizás el más conocido y admirado hoy, realiza un enorme trabajo actoral con el elenco oculto detrás de los animales, logrando un equilibrado pase entre los textos y los gestos, las maneras y las formas. Esto es lo interesante del proyecto. Hablamos de una historia que narra la sociedad animal en la selva, por ponerlo de alguna manera, y que tiene y construye un hábitat para todos. Reglas y maneras que no son más que construcciones humanas, metáforas del hombre. Son la visualización descarnada de nosotros mismos, la bondad de una acción en una criatura que mata otras para vivir, la elocuencia en bestias. Las sombras que otros han mencionado en esta producción tiene por seguro que ser justamente ello. Lejos de un oso vagabundo y flojo, Baloo es interpretado como el juez y tutor, viejo sabio que con la voz del mismo Andy Serkis se muestra como el espíritu mismo de ese universo. No estará de más tampoco apuntar el excelente trabajo que realizan los efectos especiales.

Los animales, lo verán, poseen cierta humanidad en sus rostros, más allá de escucharlos hablar, la gestualidad es apabullante; deformando sus gestos en manifestaciones de sus pensamientos. Muchos de ellos, en particular les recordarán las ilustraciones originales W.H. Drake para el libro en cuestión, aspecto algo extravagante que realmente logra la empatía con el espectador. Aquí, lejos de rítmicas canciones y coreografías, son puestos y vistos como seres en su hábitat, viviendo de acuerdo a su código selvático. Reforzando , claro, esa oscuridad que tanto se menciona.

“Llegará un día en que ese animalito desnudo te hará rugir de otro modo” – Rudyard Kipling – El libro de la selva (1894)

Particularmente la historia de Mowgli, un descastado, un paria en ambos mundos que debe encontrar entre tanta regla y estamento su sitio, es la guinda del postre. Este es el drama que engloba la fabula, la construcción de la identidad propia, de la búsqueda de la pertenencia y el cumplimiento de las expectativas. Al comienzo, cuando en el juicio por adopción el mismo Akela profetiza el final del tigre en manos del niño, es lo que de alguna manera propicia la historia señalando a Mowgli su camino. El camino del héroe, sí lo es, pero esta vez, director y guionistas buscan un nuevo estrato. Un poco lo que Tarzán simbolizaba en sus historias, el hombre tutor, el embajador entre ambos mundos, alguien que no pertenece a ninguno, el animal y humano, sino que más bien está por sobre ellos. Llegar a esas alturas convierte la aventura en un tour de force la vida del niño. Su regreso al mundo de los hombres, cuando huye de la selva que lo rechaza (por consecuencia de las aberraciones a las leyes que comete Shere Khan), lo enfrenta a otra clase de crueldad, la innecesaria y monstruosa.

Hay dos quiebres que, a mi humilde entender, son el centro en el que girará el compás moral de la trama. Una, la más clara, es la profecía que realiza el líder de la manada Akela. Él intuye y verbaliza el enfrentamiento final entre el tigre y el niño, quizás poesía algo burda del destino y la maduración. La muerte de uno, fantasma de las aprensiones del otro. La otra, que no detallaremos, pero que reconocerán sin problema, es sobre la finitud, como también sobre el destino que le aguarda a quien no consigue vencer sus demonios. Un paria como Mowgli debe hacerse su lugar a fuerza de conquista. Quizás el único aspecto en que ambas sociedades más se parecen.

Toda la historia es construida en ese sentido, la vida y la muerte campa en el mundo humano y animal por igual, es como las enfrentas en que se distinguen los sobrevivientes. La moraleja sobre la convivencia, el respeto ganado, es brutal y de acción elocuente. Matar para vivir, vivir para prosperar y encontrar su sitio. Andy Serkis y Callie Kloves retoman la ya extinta forma de narrar una fabula de crecimiento; donde la oscuridad, brutalidad y el ingenio eran parte equilibradora de la historia de aceptación, amor y trascendencia. No ahorran sangre ni humor. Construyen entre luces y sombras una asombrosa historia como las que narraran los desaparecidos bardos.

PUNTAJE: 9/10 


Título: Mowgli: Relatos del libro de la selva (Mowgli: Legend of the Jungle – 2018)

Dirección: Andy Serkis

Guion: Callie Kloves (Libro: Rudyard Kipling)

Reparto: Rohan Chand, Benedict Cumberbatch, Christian Bale, Cate Blanchett, Naomie Harris, Andy Serkis, Freida Pinto, Eddie Marsan, Jack Reynor, Matthew Rhys, Tom Hollander, Peter Mullan, Robin Berry, Josh Jefferies, Riaz Mansoor, Louis Serkis

Estreno en Netflix el 7 de diciembre.

Trata sobre la educación de Mowgli, criado por una manada de lobos en las selvas de India. Mientras aprende las reglas, a menudo complicadas, de la jungla. Bajo la tutela de un oso llamado Baloo y una pantera llamada Bagheera, Mowgli llega a ser aceptado por los animales de la jungla como uno más de ellos. Por todos menos uno: el temible tigre Shere Khan. Pero puede haber peligros mayores acechando en la jungla, cuando Mowgli se enfrenta a sus orígenes humanos.

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 2062 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

1 Trackback / Pingback

  1. ¿Qué llega a Netflix Latinoamérica en DICIEMBRE 2018?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.