[REVIEW] El despertar de Motti Wolkenbruch: Los lentes de Woody Allen

El viernes se estrenó, en Netflix, esta comedia suiza dirigida por Michael Steiner (Sennentuntschi), basada en el libro de Thomas Meyer, quien también es guionista.

Por @gimei18

Con muchísimos guiños a los clásicos de Woody Allen, específicamente a Annie Hall (1977), El despertar de Motti Wolkenbruch se mete en la vida de un joven judío virginal que, poco a poco, va dudando de sus creencias.

mama-wolkenbruch-inge-maux-traumt-davon-sohnemann-motti-joel-basman-so-gott-will-endlich-unter-die-haube-zu-bekommen

Su título original se traduce como El maravilloso viaje de Wolkenbruch a los brazos de un Shiksa, y cuenta más sobre la historia que trata. Motti (Joel Basman) es un joven de familia judía ortodoxa que estudia en la Universidad de Zurich. Su madre (Inge Maux), estereotipada como la mame exagerada y dramática, le presenta chicas para que consiga esposa pronto, pero Motti se enamora de una compañera de clase, Laura (Noémie Schmidt), que claramente no tiene nada que ver con su religión ni costumbres.

ALI2009-1024x683

Motti, con ese miedo a su dominante madre, fantasea sobre cómo sería llevar a su “shiksa” (mujer no judía) a su casa. La mame le gritaría, con cuchilla en mano, «¡Estás matando a la raza judía!», a lo que él expresa: «Quiero casarme con una mujer que realmente me gusta», lo que agrava aun más el enojo de su madre. Mientras Motti comienza su rebelión, se afeita la barba y se cambia los lentes (que se los recetó otro oculista que no es de la comunidad). Las “gafas Woody Allen”, se queja Mame durante una de las cenas familiares y continúa acosándolo hasta en la ducha.

Motti-Laura-Hörsaal-e1530475238956

La película maneja ese idioma bien clásico de Allen, riéndose de los estereotipos de la familia judía y sus preocupaciones. Es cierto que no es nada innovador el tema que trata, ni la forma de narrarlo, aunque consigue ser encantadora. El dilema de Motti mantiene el interés del espectador, a través de los chistes y del quiebre de la cuarta pared, donde el protagonista le cuenta al público las vicisitudes de su religión y las costumbres a las que se siente obligado, como el shidduch (los intentos de conseguir esposa judía) reflexionando: «Esto es lo que se llama, creo, una disonancia cognitiva». Joel Basman va por todo con su interpretación, y lo logra.

El despertar de Motti Wolkenbruch (2018) es una comedia sobre estereotipos con un protagonista que juega a ser héroe. Seguramente sea más graciosa para quienes pertenezcan a esa religión y conozcan los detalles de los que la película se burla. Es una mezcla de romance y humor que funciona para divertirse en casa.

PUNTAJE: 7/10


Título: El despertar de Motti WolkenbruchWolkenbruchs wunderliche Reise in die Arme einer Schickse

Título original: Wolkenbruchs wunderliche Reise in die Arme einer Schickse

Duración: 1h 34min

Año: 2018.

Dirección: Michael Steiner.

Guion: Thomas Meyer.

Reparto: Joel Basman, Noémie Schmidt, Inge Maux.

Género: Comedia dramática.

País: Suiza.

El joven Motti vive una gran presión porque su familia le obliga a casarse con una mujer judía ortodoxa. Claro que su vida dará un vuelco al enamorarse de su compañera de clase, algo que su madre nunca verá con buenos ojos.

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.