[REVIEW] Buscando Justicia: Culpable hasta que se demuestre lo contrario

El director de Short Term 12 (2013) y The Glass Castle (2017) llega al cine con una historia basada en hechos reales sobre el abogado Bryan Stevenson y su eterna batalla.

Por @Gimei18

En el género policiales suele diferenciarse del resto, el llamado courtroom drama, cine sobre demandas, juicios y competencias dialécticas admirables entre fiscales, abogados defensores, testigos e imputados, siempre con el trasfondo social marcando las diferencias en cuanto a las partes. En este caso, la película escrita y dirigida por Destin Daniel Cretton ofrece una adaptación bastante chata en lo que refiere a la defensa de los derechos de la comunidad afroamericana de Estados Unidos.

Con un ritmo lento y una excesiva duración, este drama judicial muestra la vida profesional de Bryan A. Stevenson, un abogado, activista social y fundador de la iniciativa Equal Justice, reconocido por luchar a favor de la minoría negra de Alabama en la justicia criminal. Su caso más emblemático fue el de Walter «Johnnie D» McMillian, a quien rescató del corredor de la muerte luego de 30 años de batalla. Todo esto quedó plasmado en su libro Just Mercy (título original de la película).

just-mercy-michael-b-jordan-jamie-foxx

En una historia vista ya muchas veces de preso penado injustamente y abogado que intenta sacarlo de la cárcel, Buscando justicia (2019) expone los comienzos del joven abogado Stevenson (Michael B. Jordan), graduado de la Universidad de Harvard, en la lucha por la igualdad de derechos de los condenados en Alabama.

Junto a Eva Ansley (Brie Larson, fiel colaboradora de Cretton) conforma la Iniciativa Justicia Equitativa, cuyo fin era brindar asesoría judicial gratis a gente condenada injustamente o en proceso judicial. Entre ellos, Walter Mcmillian (Jamie Foxx), condenado a la silla eléctrica por el asesinato de una chica, a partir de pruebas falsas. El abogado intentará demostrar su inocencia y sacarlo del corredor de la muerte, cueste lo que cueste. Son ellos 2, abogado y condenado, quienes logran mantener el interés de la historia durante los más de 130 minutos.

Michael B. Jordan en el papel del abogado y Jamie Foxx como el recluso, se lucen de manera excelente, transmitiendo la angustia por la injusticia permanente. Brie Larson queda desprolija en comparación, raro teniendo en cuenta que ya actuó varias veces para el director, pasa desapercibida. También destaca Tim Blake Nelson, habitual colaborador de los hermanos Coen, como Ralph Myers, quien mandó a la cárcel a Mcmillian, a partir de su falso testimonio.

Just-Mercy

El excelente guion y las correctas interpretaciones hacen que no resulte tedioso este drama a pesar de su extensa duración. No deja de ser una película más del subgénero drama legal, poderoso y conmovedor, pero uno más del montón que se estrenan año a año.

Una crítica social al sistema judicial y penitenciario con un final aleccionador que provoca tristeza e indignación. Deja al espectador sufrir con las víctimas y sus familiares, sin poder creer que sucedan semejantes atrocidades. Aunque de a ratos cansa tanto golpe bajo y recursos trillados, es un buen homenaje a un justiciero desconocido por muchos.

PUNTAJE: 7/10


Título: Buscando justicia (Just Mercy – 2019)LAS_JMRCY_INSTA_VERT_MAIN_1638x2048

Dirección: Destin Daniel Cretton.

Guion: Destin Daniel Cretton y Andrew Lanham.

Elenco: Michael B. Jordan, Jamie Foxx, Tim Blake Nelson, Brie Larson, Rob Morgan, Rafe Spall, O’Shea Jackson Jr., Lindsay Ayliffe, Karan Kendrick, Steve Coulter.

Producción: Asher Goldstein y Gil Netter.

Cuenta la historia real del joven abogado Bryan Stevenson (Jordan) y de su histórica batalla por la justicia. Después de licenciarse en Harvard, Bryan recibe ofertas de trabajo muy lucrativas. Pero él prefiere poner rumbo a Alabama para defender a personas que han sido condenadas erróneamente o que carecían de recursos para tener una representación legal adecuada, y lo hace con el apoyo de la activista local Eva Ansley (Larson). Uno de sus primeros y más turbulentos casos es el de Walter McMillian (Foxx), que en 1987 fue sentenciado a la pena muerte por el asesinato de una chica de 18 años, a pesar de que las pruebas demostraban ostensiblemente su inocencia. En los años posteriores, Bryan se ve envuelto en un laberinto de maniobras legales y políticas y de un racismo abierto y descarado mientras lucha por Walter y otros como él, a pesar de tenerlo todo en su contra, incluido el sistema legal.

Advertisements

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.