[REVIEW] El Cadáver Insepulto: Añejada a la justa putrefacción

[REVIEW] El Cadáver Insepulto: Añejada a la justa putrefacción

Un psicólogo regresa al pueblo que abandonó en su adolescencia tras conocer la noticia del fallecimiento de su padre. Un misterio familiar en el que un cadáver todavía por sepultar no es más que el comienzo.

Por @RockaOnTheGo

El cine de terror siempre sabe utilizar esos elementos de la vida real que pueden resultar tan aterradores como lo sobrenatural. Esos tratamientos médicos de los ’70 a los que sometieron a la niña en El Exorcista, o la infinidad de cintas protagonizadas por personajes con varias cicatrices físicas o psicológicas. El Cadáver Insepulto lo sabe muy bien, y toca en mayor o menor medida con varias temáticas demasiado realistas que por lo general la mayoría tratamos de no tener muy presente durante nuestro día a día. Justamente de eso se trata esta cinta de horror nacional: un protagonista obligado a hacerle frente a todo lo que intenta hace años dejar atrás.

Un psicólogo y escritor decide volver al pueblo del que escapó en su adolescencia. La noticia del fallecimiento del hombre que lo crió junto a otros huérfanos no fue tan determinante en este regreso, como si la difícil situación económica actual, y la promesa de que hay una herencia que discutir. Si esa llamada había roto levemente con su tranquilidad, el reconectarse con viejos conocidos va a terminar por desestabilizarlo cada vez más. Después de todo no hay una medicación que recetar cuando te encuentras con que tus «hermanos» se negaron a mover el cadáver de su «padre», uno de los tantos misterios por revelar en esta extraña familia.

El comienzo del filme pone rápidamente sus fortalezas sobre la mesa. Una excelente banda sonora y un buen uso del sonido que tan vital resulta en el género, acompañando las buenas intenciones del guion que tienen claro adónde apuntan con cada detalle y escena. No pasan ni 10 minutos para que ya estemos llegando al pueblo que el protagonista había decidido dejar atrás, poniendo en marcha un desfile de personajes con los que deberá reencontrarse. Es en esos reencuentros dónde se irá escarbando la memoria de esta familia, cambiando un poco nuestra mirada e incluso al mismo protagonista. No está del todo claro cuántas cosas están siendo descubiertas a la par por la audiencia y el personaje, pero vemos que cuanto más se vuelve a adentrar en el pueblo y la familia va a costarle cada vez más mantenerse como aquella figura con la que empezamos la cinta.

[REVIEW] El Cadáver Insepulto: Añejada a la justa putrefacción

Durante los primeros minutos la película mantiene las intenciones de entregar algún que otro susto, en ese contrato invisible que el cine de género tiene para con su audiencia. Pero con el correr de las escenas va a dejar que sea su ambientación y trama las que pongan la tensión en su lugar. Seguramente el público acostumbrado al cine de terror que vive a pan y jumpscare encuentre un poco seco este estilo un tanto más clásico, pero desde la secuencia que abre la cinta vemos que sus intenciones son más tirando a sus influencias en el pasado que a sus pares contemporáneos.

El elenco redondea una buena labor, aunque con algunos nombres que terminan rindiendo más que otros, mientras que el apartado técnico termina siendo un tanto más irregular. La mansión familiar termina destacándose claramente como un escenario digno en el que una historia de terror debe tener lugar. Pero ese contraste no termina especialmente señalado con el resto de las locaciones, a las que la producción y equipo de fotografía no terminaron de darle demasiada personalidad como para que sean como mínimo un aceptable contrapunto a la oscuridad en telarañas de aquel edificio gótico.

Asimismo, aunque no termina sintiéndose larga en su hora y veinte de duración (como otras películas de menor nivel si se arreglan para hacerlo), hay una pequeña cantidad de escenas o secuencias que podrían haber resultado en un mejor ritmo en la totalidad de la cinta de haber sido reducidas un poco en tiempo. Afortunadamente no hace que lleguemos a revisar el reloj ni termina arruinando la experiencia, aunque puede ser que haya otros elementos que se encarguen de eso.

[REVIEW] El Cadáver Insepulto: Añejada a la justa putrefacción

Cómo dijimos al principio, es común que el cine de terror sume elementos de horror realistas para acompañar un centro mucho más ficcional o sobrenatural, y aunque en este caso sabe hacerlo muy bien termina siendo debatible que no haya adjuntado algo demasiado más fuerte de lo que puede sobrellevar. Apenas llegado al pueblo, el protagonista arranca a desequilibrar la firmeza mental con la que venía durante un tour del matadero familiar. No dura demasiado, pero vemos con absoluto detalle todo el «procedimiento» que sufren allí las vacas, y da la impresión de que por más corto que sea trataron de utilizar lo más posible el material que pudieron obtener de la visita a esa locación. Tiene una razón de ser más allá del shock que pueda causar, siendo la tradición de violencia patriarcal una de las temáticas más importantes para la película, pero también hay momentos de shock menos vitales al tronco de su narrativa; como por ejemplo un desarrollo sobre la trata de personas en la segunda mitad de la cinta. No es difícil pensar en que alguna de estas dos cosas puede terminar por arruinar el buen rato que podría estar teniendo algún espectador, y desafortunadamente no por algo de vital importancia para la integridad del filme.

Aunque para la mayoría va a terminar siendo una película que sabe satisfacer a aquellos que busquen una buena ambientación y narrativa en su cine de terror. Eso no es sólo lo que mejor hace sino también en lo que está más interesada, para decepción de los fanáticos de ruidosos picos de adrenalina que condimentan cada 10 minutos en una trama aguada, haciendo tiempo hasta la próxima muerte. No significa que El Cadáver Insepulto este falta de emociones, cuando de a poco cada nuevo desarrollo va a ir en aumento nuestro interés tanto en el pasado de sus personajes como en la peligrosa incógnita que es su futuro inmediato. Un terror mucho más literario, que va incrementando la intensidad con cada escena y página que uno deja atrás.

PUNTAJE: 7/10

El cadáver insepulto llegará a CinearTV el Jueves 3 y Sábado 5 de diciembre a las 20hs, y a la plataforma Cinear en forma gratuita del Viernes 4 al Jueves 10.


[REVIEW] El Cadáver Insepulto: Añejada a la justa putrefacción

Título: El cadáver insepulto (2020)

Dirección: Alejandro Cohen Arazi

Guion: Alejandro Cohen Arazi

Música: Gustavo Pomenarec, Jerónimo Naranjo

Fotografía: Leonel Pazos Scioli

Reparto: Demián Salomón, Héctor Alba, Fernando Miasnik, Mirta Busnelli, Pasta Dioguardi, Sebastián Mogordoy, Pablo Palacio, Carolina Marcovsky, Diego Recalde

Productora: Biafra Films, Peliculas V

Maximiliano es un psiquiatra que sufre extrañas visiones de su pasado. Él se crió en un orfanato que abandonó para vivir en la gran ciudad. Al morir su padre adoptivo regresa al pueblo de su infancia, donde se reunirá con sus hermanos y descubrirá un secreto que su familia guarda en la oscuridad.

Advertisements

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.