[Review] Godzilla vs Kong

[Review] Godzilla vs Kong

Dos titanes, dos íconos del cine, se pelean para saber cuál es el mejor. Acá te dejamos la review sin spoilers.

Por Federock

Sin spoilers, la historia tiene como base y punto de partida lo que vimos en Godzilla: King of the Monsters (2019) y como el titán nos salvó de otros monstruos. Luego tenemos a Kong, que parte de una situación diferente, ya que solo lo vimos en la película de Kong: Skull Island (2017). Pero esa isla ya no existe.

Entonces, excusas narrativas van, excusas narrativas vienen, llega lo que todos esperamos, ambos se deben enfrentar al tener “algo pendiente” entre ellos, para demostrar cual es el mejor titán. El impacto de la pelea entre estos dos monstruos, con  golpes, explosiones y alientos atómicos hace que por horas te olvides de la pandemia.

Otra vez confían en Adam Wingard para adaptar personajes conocidos a pantalla grande. Antes falló con Death Note, y ahora… Acertó. Sí. Podés respirar. Está bien. ¿Es difícil arruinar un film con Godzilla y King Kong en ella? Así es. Pero uno nunca sabe con esas decisiones tomadas en ciertas productoras.

En este caso Kong pareciera ser presentado como el protagonista del film al tener más rasgos humanos que Godzilla y sea más fácil identificarse con sus esfuerzos, su dolor, y su memoria. Tenemos un vínculo con su pasado gracias a una niña sordomuda, con la cual nos entrega los momentos que más intentan llegar a nuestro corazón. Además, aunque sea por pequeños momentos, hay un gran uso de esa sordera, y en cómo retumban los movimientos bruscos del gigante.

Aun así, Gojira, aparece y se gana la pantalla. Su inmensidad, sus rayos atómicos, su presencia es por lo que vale la pena ir al cine y ver a este ícono de la pantalla grande. Este monstruo japonés siempre fue esa especie de antihéroe que salva a los humanos, pero a la vez los aterroriza. Lo que logran los guionistas Eric Pearson (Thor: Ragnarok) y Max Borenstein (Guionista de Kong: Skull Island y Godzilla del año 2014) es mantener cierta incógnita en quien debe o tendrá más protagonismo a lo largo de la película. Esto relacionado a la obvia pregunta que todos se hacen. “¿Quién ganará”? Algo bien planteado por ellos, habiendo “sorpresas”, buenas resoluciones, y al utilizar correctamente los conocimientos previos que tiene el espectador.

Los fans que hasta vieron la película Kingu Kongu tai Gojira (Godzilla vs Kong -1963) podrán ver algunas referencias y guiños, pero nada del otro mundo. Los elementos de ciencia ficción, que involucran a la empresa Apex Cybernetics, y a otros personajes, incluida a Madison Russell (Millie Bobby Brown) que serían aquellas “excusas narrativas” mencionadas, son los más flojos de la película pero necesarios para que haya un avance y algo de «misterio» (Si no viste en detalle ningún trailer) en la trama. Está Brian Tyree Henry (Atlanta) que trae ese lado humorístico a la película, junto a la mencionada Eleven y Julian Dennison, que son parte de una subtrama que por momentos resulta molesta al editar sus escenas en medio de las peleas de los titanes. Algo habitual en este tipo de películas en donde los efectos especiales son el plato principal.

Dichos efectos especiales del kaiju y Kong son espectaculares. No hay lluvia ni polvo ni nada que estropee admirar la cantidad de píxeles en movimiento en el rostro y pelaje de Kong, en los rayos y puntiagudas escamas de Gojira, y en los cascotes que vuelan en la muy bella e iluminada ciudad. Desde la pelea en el océano, hasta rodeados de edificios, ambas bestias brillan en su esplendor. El ícono Kong, con sus rasgos humanos en el rostro que demuestran más que varios actores o actrices de la misma película. Sentimos por el gorila gigante, nos agitamos y hasta nos acongojamos por él. Mientras que con Godzilla, admiramos su filosa grandeza, sus gruñidos, y esos ojos inquisitivos que expresan e imponen tanto odio como respeto. Además el sonido de bajos graves retumba en tu cerebro y pecho, como si estuviéramos encerrados con ellos, profundizando la expectativa por el final. Aunque por momentos quizá haya un sobre uso, como cuando tenemos “extra bass” en nuestros auriculares, es imponente el cómo golpea el sonido.

De los puntos bajos es la falta de explicación en ciertos temas de ciencia ficción, desde Apex Cybernetics, hasta “el malvado” ser humano que intenta demostrar algo que nadie pidió, en nombre de la raza humana. No hay papel importante del ejército, ni político, ni social y no hay descripción excesiva de dimensiones diferentes. El personaje de Alexander Skarsgård sólo está ahí para avanzar la acción y ocurra lo que tiene que ocurrir. La pelea. ¿Y está bien? ¿Acaso no es lo que muchos pedían en algunos films de Transformers, o en anteriores películas de Godzilla? Sin embargo, si los personajes en carne y hueso van a estar presentes, estaría bueno que representen algo. Que signifiquen algo.

La única persona que tiene una conexión fuerte con estos monstruos es una pequeña sordomuda. Una forma de decir que los humanos tenemos limitaciones para comunicarnos y vincularnos con gigantes que pelean por ver quién es el más fuerte. Y así es. Las personas en esta película solo están ahí, sin aportar mucho, para entorpecer el camino de Kong y Godzilla, los reyes del film.

Además en ciertos momentos el film pareció apresurado. El final no resulta tan épico; no por las acciones que suceden, sino por el ritmo en el que transcurre. Hay ciertos cortes, que podrían durar más para darle algún toque dramático, pero no sucede. Es como si hubiera dos finales, dos clímax. Y uno de estos quedó corto, con una resolución casi patética. Quizá al entregarnos tanto en la mitad del film, el espectador quede con ganas de más. Hay algo fuera de lugar, que quizá pase desapercibido después de ver tanta destrucción la primera vez, pero que te deja con un sabor extraño.

En fin, dos titanes… La furia, escombros, golpes y mordidas, son parte de la pelea del año.

PUNTAJE: 8/10


Título: Godzilla vs. Kong

Dirección: Adam Wingard

Guion: Eric Pearson, Max Borenstein (Historia: Terry Rossio, Michael Dougherty, Zach Shields)

Reparto; Alexander Skarsgård, Millie Bobby Brown, Rebecca Hall, Kyle Chandler, Eiza González, Shun Oguri, Demian Bichir, Julian Dennison, Zhang Ziyi, Van Marten, Jessica Henwick, Lance Reddick, Brian Tyree Henry, Ronny Chieng, Hakeem Kae-Kazim, John Pirruccello, Chris Chalk

Godzilla y Kong, dos de las fuerzas más poderosas de un planeta habitado por todo tipo de aterradoras criaturas, se enfrentan en un espectacular combate que sacude los cimientos de la humanidad. Monarch (Kyle Chandler) se embarca en una misión de alto riesgo y pone rumbo hacia territorios inexplorados para descubrir los orígenes de estos dos titanes, en un último esfuerzo por tratar de salvar a dos bestias que parecen tener las horas contadas sobre la faz de la Tierra.

Advertisements

1 Trackback / Pingback

  1. ESP & ENG REVIEW: Godzilla vs. Kong – Corazón & Mente // Heart & Mind

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.