[REVIEW] Freaky: Cambiando cuerpos un Viernes 13

[REVIEW] Freaky: Cambiando cuerpos un Viernes 13

Esta nueva entrega del subgénero de intercambio de cuerpos propone condimentar con un poco (bastante) de sangre ese plato que creemos ya conocer todos. Vince Vaughn, dagas aztecas y uno de los autores de género más interesantes de los últimos años. ¿Qué podría malir sal?

Por @RockaOnTheGo

Para la mayoría esto es poco más que una interesante premisa: ¿que pasa si un asesino serial y su potencial víctima terminaran intercambiando cuerpos?. Aunque para los que están más metidos en el pochoclo y cine de género de los últimos años, también significa, la nueva película de uno de los nombres más prometedores e interesantes del final de la década pasada. Christopher Landon la remó como guionista del ’98 al 2010, y hasta el ’17 continuó haciéndolo como director, hasta toparse con el exitazo que supieron ser las dos Happy Death Day. La original es otro giro de tuerca al slasher, tal como está, y la secuela una ambiciosa continuación que empapó los pies en la ciencia ficción. Ambas muy recomendables, donde la calidad preparó la mesa de forma excepcional para la decepción que es Freaky.

Vince Vaughn ve su racha de asesinatos interrumpida cuando la antigua daga azteca que estaba utilizando para asesinar a una adolescente promedio de secundaria termina intercambiando sus cuerpos. El resultado es un asesino serial en el cuerpo de una inocente niña rodeado de insospechadas potenciales víctimas… y una pobre chica que se despierta midiendo dos metros en una pocilga abandonada mientras es perseguida por los adolescentes que su contraparte estuvo asesinando. Todo para triunfar, todo para perder.

[REVIEW] Freaky: Cambiando cuerpos un Viernes 13

El sentimiento que solemos tener todos al hablar de estas pelis de intercambio de cuerpos es que «cuando viste una ya las viste todas», y la promesa que significa el nombre de su director y guionista permitía esperar que esta sea una agradable sorpresa que logre trascender su ya prometedora premisa. Desafortunadamente esta mezcla de géneros va a terminar decepcionando expectativas aún cuando estas se ajusten hacia abajo con el correr de la cinta. El resultado nunca deja de ser mínimamente disfrutable como para pasar el rato, pero tampoco ofrece una experiencia recomendable más allá de eso. Un par de buenas risas, un par de buenas muertes, y prácticamente nada más.

El encanto, por lo menos inicial, de este tipo de películas es que de alguna manera uno va a ver dos en una. Concluyendo ambas en un final en común que le enseñe alguna lección a sus protagonistas al mismo tiempo que exitosamente nos permite matar dos horas de un ya desperdiciado domingo a la tarde. En esta ocasión eso es verdad a medias, ya que como suele suceder en casi todos los slashers el asesino no es realmente un personaje sino una representación del mal que camina matando de formas inventivas. Esto impacta negativamente no solo a la trama sino que la actriz protagónica que tan bien hace su papel termina haciendo agua en los (ya demasiados) ratos en que está a cargo de personificar a este ente sediento de sangre.

En ese departamento la peli entrega una aceptable cantidad de muertes interesantes, pero el resto mezcla una trama adolescente promedio con aquella película en la que Rob Schneider cambia de cuerpo con una adolescente. Si encuentras la idea de Vince Vaughn fingiendo ser una joven de 17 durante toda una hora completamente hilarante, esta es la película para vos. En ningún momento el film se torna definitivamente en una «peli de Vince Vaughn«, pero por momentos se acerca peligrosamente a eso mismo.

[REVIEW] Freaky: Cambiando cuerpos un Viernes 13

Ninguna de las dos películas que intenta combinar supera lo decente por si solas, y la interacción entre ambas no termina elevándolas de gran manera tampoco. El problemón narrativo que podía suponer que la protagonista este tan «indefensa» en el cuerpo del criminal perseguido se elimina cuando el guion no aguanta a poner a sus amigos de su lado, mientras que toda la serie de desventuras sangrientas del asesino en el cuerpo de ella involucran personajes intrascendentes en secuencias bastante poco interesantes. O peor aún, se conforman con darle «su merecido» a personajes simples a los que nos convencen de odiar en los primeros 20 minutos de trama antes de que tome velocidad la cosa.

Los mejores momentos están en la secuencia inicial, con asesinatos separados casi completamente de la trama real, o en las breves ocasiones en que las ocurrencia en pantalla se liberan de la estructura simplista en la que se encasillan. El guion comete aquel transparente pecado de arreglar demasiado fácil las cosas que podrían complicar la tarea creativa a la hora de armarlo, y al mismo tiempo complicar de forma sonsa las sencilleces que podrían acomplejar de buena manera la segunda mitad del film. Aquellos especialmente susceptibles a frustrarse con los desarrollos incomprensibles en la pantalla, abstenerse. El guion supo ser la fortaleza de los últimos éxitos de Landon, y termina lamentablemente siendo la parte más floja de esta desinflada propuesta.

El éxito en taquilla, crítica y con el público que logró con sus Happy Death Day habían sugerido que estaba dejando atrás la vergüenza de haber guionado las secuelas de Actividad Paranormal, pero esta película junto al hecho de que se encuentra a cargo del reboot de aquella lamentable franquicia nos baja a la realidad de que muy probablemente no vuelva a lograr un trabajo con la calidad de esas dos películas. Ojala en un futuro Landon sepa volver a entregarnos una grata sorpresa, aunque por lo que vemos en Freaky parece difícil que este talentoso guionista y director vuelva a combinar el encanto que sabe darle a sus producciones con la calidad del ingenio de sus mayores triunfos.

PUNTAJE: 4.5/10


Título: Freaky

Dirección: Christopher Landon

Guion: Michael T. Kennedy, Christopher Landon

Reparto: Vince Vaughn, Kathryn Newton, Alan Ruck, Uriah Shelton, Katie Finneran, Dustin Lewis, Dana Drori, Mitchell Hoog, Charles Green, Deja Dee, Kelly Lamor Wilson, Melissa Collazo, Celeste O’Connor, Catherine Joyce Agan, Jennifer Pierce Mathus, Nick Arapoglou, Carter Glade, Misha Osherovich, Celeste Cid, Sarafina King, Dane Davenport, Bennett Tarr, Hannah Russell, Zack Shires, Tim Johnson, Nicholas Stargel, Magnus Diehl, Ezra Sexton, Athena Akers, Emily Holder, Dora Woodrum, Morgan Monroe, Dwayne Dyke Jr., Ashley Stepanek, Juleyka Roche, Shaudry

Tras intercambiar su cuerpo con un asesino en serie (Vince Vaughn), una joven estudiante (Kathryn Newton) descubre que tiene menos de 24 horas antes de que el cambio sea permanente. Del director de «Feliz día de tu muerte».

Advertisements

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.