[REVIEW] El proyecto Adam

Ryan Reynolds interpreta a un piloto que viaja en el tiempo y hace equipo con su versión más joven y su difunto padre para reconciliarse con su pasado y salvar el futuro.

Por @Nicolas_S91

Han pasado tan solo unos pocos meses desde que Shawn Levy y Ryan Reynolds colaboraron para traernos Free Guy: Tomando el control, una de las películas más disfrutables del 2021. Ahora, director y protagonista vuelven a trabajar juntos en El proyecto Adam, otra aventura de ciencia ficción de esas que sutilmente nos transportan a aquellas de las vieja usanza producidas por Amblin Entertainment, la compañía fundada por Steven Spielberg, Kathleen Kennedy y Frank Marshall.

En esta oportunidad, si bien el film de Netflix involucra viajes en el tiempo, aquí nos transportamos hacia los años 2018 y 2022. A pesar de que Adam, el piloto interpretado por Reynolds, viene del 2050, lamentablemente no podemos tener una visión formada de cómo está el mundo en esa época ya que gran parte de la acción transcurre en nuestros tiempos. Sin embargo, las fortalezas del film radican en otro lado, y a pesar de que a los entusiastas del sci-fi nos encanta ver que los cineastas exploten su imaginación mostrándonos escenarios desconocidos, es mejor que así sea en beneficio de la historia, la cual está anclada mayormente en las relaciones humanas, familiares y la conexión con uno mismo.

Por el lado del elenco tenemos una gran cantidad de caras conocidas a excepción del joven Walker Scobell, quien hace su debut actoral como Adam a los 12 años, demostrando una gran capacidad para asumir un rol protagónico y estar a la par de las figuras de Hollywood. En esta producción (al igual que en cualquier otra) la química es importante, y lo es aun más cuando los personajes son familiares o diferentes versiones de sí mismos. Si bien es un actor talentoso y carismático, Ryan Reynolds últimamente tiende a repetir el mismo personaje hasta resultar agotador, tal y como sucedió con Deadpool, Detective Pikachu, Escuadrón 6 y Alerta Roja, por mencionar algunas… pero afortunadamente aquí brinda una actuación más contenida y sin caer en los constantes comentarios sarcásticos o actitud bufona. Eso corre por cuenta del pequeño Scobell, quien captura a la perfección esa personalidad e inmediatamente creemos que se trata de su versión infantil e inmadura. Asimismo, no podemos dejar de mencionar a quienes interpretan a sus padres, con el siempre confiable Mark Ruffalo como el fallecido padre y Jennifer Garner como una madre que trata de hacer lo mejor por su hijo en un difícil momento de dolor, siendo esto además una especie de reunión a 18 años del estreno de la recordada comedia romántica Si tuviera 30.

En cuanto a la dirección, hace tiempo que Shawn Levy es un más que confiable realizador de aventuras en el marco de la ciencia ficción o la fantasía, porque si bien no todos sus largometrajes son clásicos instantáneos, proporcionan una buena dosis de entretenimiento, ya sea en su trabajo en la silla de director en Gigantes de Acero, la trilogía de Una Noche en el Museo o la ya mencionada Free Guy, e incluso en su rol como productor de las series Stranger Things y Sombra y Hueso. Aquí se mantiene un ritmo balanceado desde el inicio hasta el final, sin decaer en ningún momento ni descuidar su tono aventurero y con sus buenas dosis de acción, recurriendo de manera cuidada a efectos especiales y movimientos de cámara que le dan un más que acertado dinamismo. Y si de efectos especiales hablamos, debemos decir que una gran pata floja es la técnica del De-Aging (Des-Envejecimiento) aplicada a uno de los personajes, siendo esta muy poco pulida y distrayente… casi al nivel de lo visto hace más de una década en Tron: El legado.

En síntesis, El proyecto Adam es una digna aventura moderna con guiños sutiles (y otros no tanto) a clásicos del siglo pasado que tiene su merecido lugar como una de las más logradas superproducciones de Netflix hasta la fecha, que además de divertir al espectador, también apela a la nostalgia y al sentimentalismo hacia nuestros seres queridos, buscando dar un sólido mensaje más allá del simple hecho de entretener. ¿Qué más se puede pedir hoy en día?

PUNTAJE: 8/10


Título: El proyecto Adam

Título original: The Adam Project

Año: 2022.

Duración: 106 min.

País: Estados Unidos.

Dirección: Shawn Levy.

Guion: Jennifer Flackett, Mark Levin, T.S. Nowlin, Jonathan Tropper.

Música: Rob Simonsen.

Fotografía: Tobias A. Schliessler.

Reparto: Ryan Reynolds, Zoe Saldaña, Catherine Keener, Jennifer Garner, Mark Ruffalo, Alex Mallari Jr., Milo Shandel, Walker Scobell, Lucie Guest, Mellanie Hubert, Braxton Bjerken, Ellie Harvie, Ben Wilkinson, Jessica Bodenarek y Esther Li.

Producción: Skydance Productions, 21 Laps Entertainment, Maximum Effort.

Distribución: Netflix.

Adam Reed es un viajero del tiempo del año 2050 que se ha aventurado en una misión de rescate para buscar a Laura, la mujer que ama, que se perdió en el continuo espacio-tiempo en circunstancias misteriosas. Cuando la nave de Adam se estropea, es enviado en espiral al año 2022, y al único lugar que conoce de esta época de su vida: su casa, donde vive su yo cuando tenía 12 años.

Acerca de Nicolás Socci 1495 Articles
Periodista, cinéfilo, fanático de Dragon Ball, Star Wars y La Dimensión Desconocida.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.