4 Canciones para recordar a Scott Weiland

Una de las voces del grunge se apagó anoche mientras dormía. Elegimos recordarlo con cuatro canciones fundamentales de su catálogo. Porque el rock era Scott Weiland.

Por: @Pocodemucho

El cantante estadounidense Scott Weiland murió en el bus de gira de su última banda, The Wildabouts. Pero no es con esa banda con quien más lo recordaremos, sino con los geniales Stone Temple Pilots.

stone-temple-pilots-frontIrrumpieron en la escena noventosa del rock luego de Nirvana, Pearl Jam, Alice in Chains y Soundgarden. Al principio los tildaron de meras copias de las fórmulas de las bandas anteriores, pero pronto demostraron tener una personalidad propia. Eclécticos, un poco psicodélicos y muy rockeros, con canciones hermosas y gancheras, y con un frontman que sobresalía a pura personalidad. Porque delante de Dean DeLeo, Robert DeLeo y Eric Kretz estaba Scott Weiland. Y los llevaba de su mano al estrellato. Con el tema Creep empezaron a asomar la cabeza. Pero con la siguiente canción demostraron ir por todo. Sex type thing es hermosa ayer, hoy y siempre.

El disco Core (1992) estaba lleno de buenas canciones y fue un buen comienzo. Pero con una versión desenchufada de Plush nos convencieron del mérito enorme de la voz de Weiland. Otra perla que no envejece nunca.

Después vendrá el segundo disco: Purple (1994). Más canciones y más hits. Pero la que más sobresale y brilla aún con igual fuerza es la genial Interstate love song. 

Los problemas con drogas de todo tipo de Weiland ya comenzaban a ser una constante. Serán una carga para sus compañeros y para sus fans. Porque su talento nos llevaba a perdonarlo una y otra vez, gran error de todos nosotros. Debimos ver que se destruía con cada caída. Y fueron muchas.

Tras varios disco más Tiny music (1996), No. 4 (1999) y Shangri – La Dee Da (2001) se separarían los queridos STP. Siguieron dejando grandes canciones como Sour Girl, la hermosísima Big Bang Baby, Trippin´on a hole in a paper heart, Down o Days of the Week. Hubo incluso varios discos solistas, pero no merecen más mención.

Pero la reunión con la mitad de los Guns and Roses para formar Velvet Revolver fue un nuevo comienzo para Weiland. También para Slash, Duff McKagan y Matt Sorum. Editaron dos discos con resultados no tan buenos. Pero mantuvieron vivo el rock mientras duraron.

velvetrevolver2004big

Hubo lindas canciones como Slither o She builds quick machine. Pero elegimos la genial Fall to pieces.

Entonces con estas canciones saludamos a Scott Weiland. Un genio por derecho propio. Un distinto. Un animal de los escenarios, porque en vivo te hacía prestarle atención aún sin cantar, con sus movimientos y su encanto. Y cuando su voz llenaba estadios te hacía sentir que el rock es el mejor invento de la humanidad.

Gracias Scott Weiland por tanta música. No te vamos a olvidar.

Anuncios