[REVIEW] Origin: Deberías verme ahora

YouTube Originals estrenó el pasado 14 de noviembre en YouTube Premium la serie creada y escrita por Mika Watkins. Un thriller Sci-fi que a pesar de sus fuertes reminiscencias es una interesante propuesta para los fanáticos del “drama espacial”.

Por @mauvais1

Nadie se ofenderá si a la inicio de la reseña hacemos referencia al film que ha sabido construir un género a partir de este tipo de premisas argumentales. Hablamos de Alien, el octavo pasajero (1979) dirigida por Ridley Scott y escrita por Dan O’Bannon, porque a partir de ella hubo un después en las odiseas espaciales. Este tipo de historias podrían incluirse en lo que en literatura del género se llamó La Nueva Ola (New Wave), corriente que se alejó de las manidas space operas para construir historias y personajes con mucha más profundidad. Un futuro más realista y complejamente humano, con ambigüedades morales y antihéroes o héroes inesperados como protagonistas. Las naves eran ahora laboratorios de comportamiento, donde el mal provenía del interior. Ash en Alien, las directivas contradictorias de HAL9000 en 2001: Odisea en el Espacio, etc. Se explora el comportamiento humano en condiciones críticas, como la deriva a años luz de su hogar, o su respuesta a factores externos que no llegaban a comprender del todo. También, y casi en exclusiva, el film inauguró el terror en un entorno inexplorado, como es el espacio, pero que además tenía la claustrofobia de las casas embrujadas; ahora en vez de mansiones eran gigantescas naves espaciales. Event Horizon (1997) jugó cartas parecidas, aunque un tanto extremas, al igual que Pandorum (2009) Life (2017).

origin-trailer-image-1

En fin, ya comprenderán por donde van los tiros (si se nos permite el eufemismo) con Origin, criatura que pertenece a Mika Watkins y cuyos tres primeros episodios dirigió Paul W.S. Anderson (Event Horizon – 1997), mientras que Juan Carlos Medina (The Limehouse Golem – 2016) hizo lo mismo con los dos siguientes. Claramente lo buscado en esta serie, cuya primer temporada cuenta con 10 episodios, fue el thriller de terror espacial y drama existencial por sobre todo, con protagonistas de ambigua moral y perdida ética. La historia comienza con los tripulantes de la cámara 50 despertando del sueño criogénico, y encontrándose solos en una gigantesca nave. El resto, cientos, miles de otros pasajeros, ya no están. Abandonados a su suerte deben averiguar qué sucedió y sobrevivir el resto del viaje a algo o alguien que atentará una y otra vez contra sus vidas.

Los recursos son, desde el comienzo lo dijimos, harto conocidos en las lecturas y films de los últimos años. Reminiscencias a Lost (2004) con los flashbacks, Alien y por qué no a la madre de todas ellas: It! The Terror from Beyond Space (1958). Dejar en claro esto nos da el espacio suficiente para abordar lo que creemos es lo más interesante de la serie: el drama humano. Cada uno de ellos subió a esa nave con la promesa de que sería un nuevo comienzo, un empezar de cero. Así lo argumentan desde el principio y es precisamente en los flashbacks en que iremos conociendo la historia de cada uno, generando en el espectador la empatía con los personajes. Perdedores, escapados de pasados dolorosos buscan reconstruir sus vidas y todo aquello parece no ser más que la maldita condena que hasta hoy estuvo en suspenso.

Origin - Ep 1 -The Road Not Taken.MKV_snapshot_17.14.185

Tom Felton y Natalia Tena son nombres que registrarán inmediatamente ya que ambos participaron en la saga Harry Potter, uno como el odioso Draco Malfoy, archienemigo jurado del protagonista, la otra como Nymphadora Tonks, bruja que trabaja como auror en el Ministerio de Magia. Tal vez si son minuciosos reconocerán a Jóhannes Haukur Jóhannesson de The Innocents, Nora Arnezeder de Mozart in the Jungle o Siobhán Cullen de The Limehouse Golem. Todos ellos, junto al resto, crean y proponen criaturas expuestas, rotas y desesperadas por esa oportunidad que les prometieron. Un acierto es que más allá del thriller espacial, proponen conocer los pasados de ellos como reflejo de su comportamiento actual. Y son algunas verdaderas maravillas, en que son puestas en duda la moralidad del comportamiento, las consecuencias de los actos y el verdadero deseo de remedar los desaciertos.

En el aspecto técnico, siendo una serie, es acorde con lo visto en los personajes. Queremos decir, que salvando las comparaciones, ese futuro con claras reminiscencias cyberpunk (léase Blade Runner o Ghost in the Shell) infieren en la narración de varias de las historias relatadas. Son parte y hasta disparadores de los que ellos terminaron siendo. Como el caso en particular de Agnes ‘Lee’ Lebachi, interpretada por Adelayo Adedayo. Edward Thomas (Doctor Who, Da Vinci’s Demons) con su diseño de producción construye un futuro que no tanto enajena, sino más bien corrompe con tantas posibilidades. Y en el que no deja de haber envilecimiento, mafias y hasta asesinatos políticos. Quizás alguna pantalla verde pueda incomodar en algún momento pero en general es un buen trabajo. De hecho mejor que la misma nave, que seguro les recordará los armatostes de Battlestar Galactica (2004), Killjoys (2015) y nuestra amada The Expanse (2015), pero entonces ya no es el caso, porque lo que interesa allí son ellos, los dramas que cargan y que por consiguiente crean a su alrededor los personajes. Sen Mitsuji,Fraser James, Philipp Christopher, Madalyn Horcher, Nina Wadia logran seres creíbles y desesperantes.

origin

Quizás diremos que la exasperación constante, como la irritabilidad como respuesta a todo, no sea el mejor ritmo para mantener a los espectadores pacientes ante el desarrollo del evento. La serie no da respiro en esa cuestión y eso puede que al final juegue en su contra. Porque la ansiedad no es buena como arco argumental, más aún si hay un misterio a resolver y en casi la totalidad de los episodios todos deciden investigarlo por su cuenta. Respiro, tal vez solo necesite un respiro, uno en que el espectador pueda hacer cuentas, darle el tiempo para que construya sus propias teorías. Uno de ellos es el enemigo, así lo proponen, y aquí lo mejor, tal vez solo sea incomprensión. Diez episodios, muchas historias, por momentos se antojan demasiadas, solo por momentos. La aparición de policial del “cuarto cerrado“, en medio de un drama/thriller de terror espacial, es una inesperada carta que con su plot twist hace de la segunda mitad de la serie una verdadera aventura.

Dejando en paz a Origin, diremos que es un interesante entretenimiento que ha sabido jugar sus cartas, que, y a pesar, de las reminiscencias que pueda hacer el espectador con otros shows, tiene sus méritos tanto en producción como en su elenco. Doble moral, desesperanza y la búsqueda de un futuro sin pasado, que sabemos es imposible, pero que no detiene a quien lo ansía, así fuera por sobre los cadáveres de otros. Y por qué no también la redención y el acto supremo de sacrificio para salvar al resto. Hasta el peor enemigo tiene una historia triste que contar, dice Mika Watkins, y puede que en el momento menos pensado salve tu vida.


origin_tv_series-209599246-large

Título: Origin

Dirección: Paul W.S. Anderson, Mark Brozel, Ashley Way y Juan Carlos Medina.

Guion: Mika Watkins

Reparto: Tom Felton, Natalia Tena, Nora Arnezeder, Belén Fabra, Madalyn Horcher, Fraser James, Jóhannes Haukur Jóhannesson, Siobhán Cullen, Jamie Quinn, Nina Wadia, David Sakurai, Tom Bell, Nathalie Boltt, Peter Bonke, Millie Davis, Tara Fitzgerald, Fionnula Flanagan, Joe Hyuga, Martin Kluge, Mzu Ntantiso, Anthony Paul Kelly, Chad Phillips, Nic Rasenti, Danny Ross, Sven Ruygrok, David Sherwood, Helena Soubeyrand y Jean Teplitsky.

Un grupo de desconocidos que están atrapados en una nave espacial que va hacia un planeta distante se dan cuenta de que uno de los pasajeros no es quien dice ser.

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 2070 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.