[REVIEW] 365 Días: Síndrome de Estocolmo picante

[REVIEW] 365 Días

Netflix estrenó un thriller erótico que está en el Top Ten, sólo por las escenas de sexo o la belleza de sus protagonistas.

Por @Gimei18

Se nota que en cuarentena la gente tiene menos «contacto físico», si, hablamos de sexo… limitados por el encierro, las distancias y el aburrimiento; la plataforma de streaming sacó provecho de ello, colocando entre sus estrenos, esta película que, aun siendo mala, termina liderando el podio, gracias a las audaces escenas sexuales.

Heredera de «50 sombras de Grey», esta película polaca está basada en la primera entrega de una saga de libros románticos – soft eróticos, de la escritora Blanca Lipinska del mismo país de origen. La cinta no es original de Netflix, sino que se estrenó en cines, en Polonia. Así que, lo más probable y viendo cómo le está yendo a la adaptación cinematográfica, es que tengamos, por lo menos, segunda parte de esta historia.

Cuenta la historia de Massimo (Michele Morrone), un joven líder de la mafia siciliana que, en hace mucho tiempo y estando al borde de la muerte, tuvo una visión de una mujer. Pasaron unos días y la reconoce fugazmente en la calle, decidiendo que será el amor de su vida. Así, como quien no quiere la cosa, llega a la conclusión que lo mejor es secuestrarla y obligarla a que lo ame, con la promesa que, si en 365 días no lo consigue, la dejará libre.

[REVIEW] 365 Días

La mujer en cuestión es Laura (Anna Maria Sieklucka), una polaca que es secuestrada por este pedante millonario. Lo asombroso de todo esto es que sólo permanece escandalizada y asustada por un par de minutos, hasta que ve el lujo en el que vive Massimo, o su cuerpazo en la ducha. Muy fácil de convencer la señorita.

Toda la película es un juego de histeriqueo entre ellos dos, y no mucho más. Acá vale decir que Christian Grey y Anastasia Steele jugaban con algo que los polacos parecen no conocer: la insinuación. Las escenas de sexo son todo lo explícitas que puede permitirse Netflix, haciendo hincapié constantemente en el gusto casi obsesivo de Massimo por el sexo oral.

Lo preocupante de todo esto, más allá de perder casi 2 horas frente a la TV, es que la película naturaliza el secuestro, idealizando el delito como algo romántico. Supuestamente es erótico ser secuestrada si lo hace un hombre llamativo con belleza de Dios griego y millonario. En un momento, él le promete a la indefensa chica que no la va a tocar si ella no quiere, aunque no pasan ni 5 minutos hasta que la ata con cadenas a la cama, para regalarle una sesión voyeurista mientras otra morocha le realiza (¡cómo no!) sexo oral a Massimo.

En cuanto a las actuaciones, Michele Morrone lo hace bastante bien, teniendo en cuenta que las exigencias del guion no iban mucho más allá de mostrar su cuerpo y simular tener relaciones sexuales. Ahora lo de Anna Maria Sieklucka, quien interpreta a Laura, es único, no hace más que poner caritas de querer orgasmos o estar teniendo uno, y tampoco convence mucho. En lo que sí es buena es en probarse mil vestidos ajustadísimos y posar frente al espejo.

En definitiva, este thriller erótico es un rejunte de diálogos ridículos y machistas, con variadas posiciones del Kamasutra para tener en cuenta, y sobre todo, muy burda. Una historia que se disfraza de romántica para meter un sinfín de fantasías sexuales y un síndrome de Estocolmo erotizado.

No obstante, a pesar de que la historia tiene muchos elementos criticables, también puede ser disfrutable si sólo la vemos como un entretenimiento picante y con una gran carga sexual. Para cerrar, la película tiene un final abierto. No sabemos si alguien estará interesado en saber qué es lo que sucede, pero lo más probable es que pronto Netflix nos deleite con una segunda entrega.

PUNTAJE: 4/10


Título original: 365 dni[REVIEW] 365 Días

Dirección: Barbara Bialowas

Guion: Barbara Bialowas, Tomasz Klimala, Tomasz Mandes, Blanka Lipinska (Novela: Blanka Lipinska)

Fotografía: Bartek Cierlica

Reparto: Michele Morrone, Anna Maria Sieklucka, Bronislaw Wroclawski, Otar Saralidze, Magdalena Lamparska, Natasza Urbanska, Grazyna Szapolowska, Tomasz Stockinger, Gianni Parisi, Mateusz Lasowski

Massimo es miembro de la mafia siciliana y Laura es una directora de ventas. Exitosa en el trabajo pero un tanto aburrida en el amor, ella decide viajar con su novio y un grupo de amigos a Sicilia, pero allí se cruza con Massimo Torricelli, quien acaba de heredar el negocio de la mafia. Decidido a que ella se quede con él, la encierra durante 365 días, para que se enamore de él.

Advertisements

1 Comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.