[REVIEW] Scream

El asesino enmascarado regresa en busca de nuevas víctimas y brutales muertes en esta quinta entrega del clásico de terror para ser una de las elegidas por sus leales y soñados fans.

Por @RoochiiCesped

Ghostface, un grupo de amigos adolescentes y los por siempre sobrevivientes de los filmes anteriores, se encuentran en esta ocasión para construir una historia que podría ubicarse muy cerca del horror que nos brindó la versión del ’96. Dirigida por Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillet, dos directores que se la jugaron por un nuevo legado 25 años después de la clásica.

El primer adelanto se desarrolla con una escena entre Ghostface y una víctima. En este caso se trata de la adolescente Tara (interpretada por Jenna Ortega). Un primer acto cargado de abrir y cerrar puertas, de una música que se mete en tu cabeza y una búsqueda por dónde está el villano. Un Ghostface más actualizado (ya que se volvió experto en hackear celulares) y una aplicación, que es la encargada de decidir el destino de la joven: “Puertas cerradas, puertas abiertas”.

Teniendo en cuenta Scream 4, que tuvo como asesina a la sobrina de la inigualable Sidney Prescott (interpretada por Emma Roberts), no se esperaba mucho de la versión que nos recibe este año. Al contrario de aquellos escenarios forzados de suspenso, donde parecía que la propia Sid no quería participar, y de mucho griterío; la del 2022 podría estar muy cerca de parecerse a lo maravilloso (y terrorífico) que nos regaló el maestro Wes Craven.

Al igual que las cuatro anteriores, en la número 5 hay un grupo de amigos adolescentes, en donde se refugia aquel en busca replicar las masacres en manos de Billy Loomis y Stu Macher. A partir del primer caso, la nueva generación de amigos empieza a averiguar quién podría ser el asesino y, mientras tanto, cuidarse de que su móvil no suene. Un renovado cast que crece durante los asesinatos y que no tiene nada que envidiarle al de los 90s: hay rostros muertos del susto. Paralelamente, nos encontramos con ellos, con los originales: una Sidney (Neve Campbell) que siempre está armada, un Dewey (David Arquette) estancado en un pueblo y una Gale (Courteney Cox) periodista, incapaz de escapar de las matanzas de Woodsboro. Los tres personajes, que ya funcionan como unas eternas víctimas.

En Scream, podemos sentir la ansiedad que viven los protagonistas, con una cámara subjetiva que funciona como elemento de suspenso y un timbre telefónico capaz de sacarnos de las casillas. Hay un guion de James Vanderbilt y Guy Busick, que fue pensado no solo para funcionar para los fans, sino para tener la capacidad de actualizarse (teniendo en cuenta todas las películas de terror que hemos visto hasta ahora) y traer el caos devuelta a Woodsboro. Vanderbilt y Busick se unieron para apostar a lo grande y el éxito fue rotundo. En el guion, hay una construcción de una interesante historia, la cual nos provoca intriga y con ganas de seguir mirando. También hay chistes, un desaforado fanatismo por Stab y una muestra de respeto por los largometrajes del género en cuestión.

Como se dijo anteriormente, las expectativas por esta película no eran muy altas, ya que se la última se la comparaba con la primera creación de Craven. Las causas podrían ser por la falta de originalidad en las andanzas del villano con máscara o los no tan inesperados giros en aquel desastroso regreso, allá por el 2011. La del ’96 tenía todo lo que debía tener una película de terror ¿Por qué? Porque el mismo filme lo decía y era el principal fundamento o “motive” de ella: los clásicos del terror.

Con esto, Scream del 2022 se acerca a esa experiencia antes dicha: un maníaco (o maníaca) suelto capaz de recrear un Halloween o un Viernes 13. Podría decirse un “Back to the Basics”, muy distinto a lo ocurrido con la protagonizada por Roberts. Así también, en la de este año están “las” reglas: algunas de ellas se cumplen a rajatabla y otras, dispuestas a romperse y evolucionar junto al género.

Scream es una “vuelta a lo básico” y podría considerarse una “carta de amor a sus fans”. Posee referencias inteligentes para sus seguidores, hay actuaciones nuevas que bien acompañan a los sobrevivientes, reina lo novedoso e impredecible, y hay un asesino que te pregunta por tu película de terror favorita, para luego limpiar tu sangre que chorrea de su cuchillo. Un filoso Scream para Wes” y para aquellos eternos y nuevos amantes de la franquicia.

PUNTAJE: 8.5/10


Título: Scream (Grita)

Año: 2022.

Duración: 114 min.

País: Estados Unidos.

Dirección: Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett.

Guion: Guy Busick, James Vanderbilt, Kevin Williamson.

Música: Brian Tyler.

Fotografía: Brett Jutkiewicz.

Reparto: Neve Campbell, Courteney Cox, David Arquette, Jack Quaid, Jenna Ortega, Melissa Barrera, Marley Shelton, Kyle Gallner, Dylan Minnette, Mikey Madison, Jasmin Savoy Brown y Mason Gooding.

Producción: Spyglass Media Group, Lantern Entertainment, Miramax, Outerbanks Entertainment, Project X Entertainment, Radio Silence Productions.

Distribución: Paramount Pictures.

25 años después de que una racha de asesinatos brutales conmocionara a la tranquila ciudad de Woodsboro, un nuevo asesino imitador se ha puesto la máscara de Ghostface para resucitar secretos del pasado.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.