[Review] Sword Art Online: Ordinal Scale

La película que expande la exitosa franquicia de animé llegó a los cines argentinos y acá te contamos que nos pareció.

Por @Caty90

La saga del mundo virtual continúa. Esta vez, quienes sobrevivieron al SAO original son el blanco, pero a través de la realidad aumentada.

La temática, siempre tan actualizada de la saga, es aún más cercana que las anteriores temporadas. En esta oportunidad, nos muestra un futuro cercano donde los lentes de realidad aumentada son tan comunes como respirar y su uso tan aceptado como el del celular. Incluso, el dispositivo en cuestión es similar a lo que conocemos como el Google Glass, pero que, por lo que se ve en la película, proyecta directo a la retina y la mente del usuario.

SAo 2.jpg

La historia se centra de vuelta en Kirito y Asuna, a diferencia de la primer temporada que se centró en la evolución de Kirito a los largo de su estadía en Aincrad (incluye mucho a Asuna, pero el foco es en él, especialmente al principio) y la segunda que se centra en Asuna y Yuuki. La historia narra el auge de un nuevo juego de realidad aumentada: Ordinal Scale, el cual se juega a través de un dispositivo llamado Augma. El dispositivo en cuestión lo creó el Dr. Shigemura, que fue profesor del infame Kayaba Akihito y quien perdió una hija, Yuna, en SAO. Él resulta ser quien está detrás de la nueva amenaza, ya que busca revivir a su hija a través de una IA (Inteligencia artificial) a su hija. Para lograrlo, tendrá la ayuda de otro jugador, Eiji en Ordinal Scale y Nautilus en SAO. El chico es sobreviviente de SAO y lamenta su cobardía dentro de ese juego y la muerte de Yuna.

Cuando hablamos Sword Art Online, muchos van directo a la crítica fácil: el fanservice. Desde mi humilde punto de vista, no es algo que afecte la calidad del producto final, si bien está presente como en todo el proyecto con el nombre SAO. Así que sí, hay fanservice en la película también. Pero olvídense de ello que no es lo importante.

Lo interesante de SAO en esta ocasión es su forma de ver el uso y el alcance que algún día puede llegar a tener la realidad aumentada. Lo muestran con el mismo tipo de uso constante del celular hoy en día pero incluso más normalizado, a través de todas las edades. Es, a la vez, un prospecto muy interesante y muy invasivo.

sao_1

El juego implica que la realidad alrededor tuyo cambia de forma tal que vos tenés un monstruo con el cual tenés que pelear y el mundo te ve hacerlo. Pero, también ve el escenario en el cual vos estás participando y los monstruos. De otra forma, serías la persona más ridícula del planeta, corriendo por ahí con un mando en una mano y atacando el aire. Imaginen una versión exitosa del Pokémon Go, como nos lo prometieron en los trailers antes del lanzamiento. Esa es la idea.

Estilísticamente hablando, el arte de la película se mantiene fiel a lo visto en sus predecesoras: es limpio y cuidado, con una marcada preferencia por lo medieval. Casi todos los jugadores, ya sean personajes principales o no, parecen preferir armas como las espadas y los arcos y flechas. Hay otras, sí, pero tanto los monstruos como sus combatientes te obligan a pensar en un pasado lejano, en el cual las leyendas sobre caballeros, dragones y criaturas míticas se mezclan.

A nivel historia, es interesante ver como se desarrollan las relaciones nacidas en el mundo virtual. Las dinámicas parecen haber cambiado un poco pero los lazos creados en su afán de sobrevivir persisten incluso en el día a día de la escuela, el trabajo y la vida cotidiana. Especialmente cuando, como ya comentaré más adelante, Asuna es afectada por el Augma y pierde la memoria de su vida en Aincrad. Esto nos muestra a todos, especialemente a Asuna, lidiando con el miedo de lo que puede llegar a afectar su relación con Kirito y sus amigos, además del miedo de este de no saber como ayudarla, a pesar de querer hacerlo.

Sao.jpg

Es en este punto donde la película toca el tema sensible de esta trama en particular. Parte del proceso para revivir a Yuna implica escanear con el Augma los cerebros de los jugadores que sobrevivieron el trauma original y obtener sus recuerdos. Pero, al hacerlo, remueven estos recuerdos de las mentes de sus dueños originales y causan, en algunos casos, daño al cerebro del jugador. En este punto, cabe aclarar que el Augma resulta ser una versión light del NerveGear que mató a tantos en SAO. De todas formas, la cuestión que busco destacar y que me dejó pensando es: Shigemura defiende sus acciones ante Kirito diciendo que es mejor que hayan olvidado lo vivido en SAO, es una bendición. Mientras que por su parte, Kirito argumenta que lo vivido allí lo volvió la persona que es ahora (que si vemos al joven que empezó el juego y pretendía estar siempre sólo para asegurarse de sobrevivir y lo comparamos con el adulto en mano – el chico tiene 20 años aproximadamente en este punto – la diferencia es más que obvia).

De una u otra forma, la historia te deja pensando en más de una cuestión. Desde el uso de la tecnología, hasta el punto en cual podemos llegar a dejar de considerar el bien de otros por nuestro beneficio.

Para ir cerrando, la historia tuvo buen ritmo y varios matices, incluyendo distintos aspectos de las relaciones entre los personajes y varias facetas de los mismos. A su vez, tuvo su cuota de fanservice y sobre eso, mi opinión es que lo superen. Todo tiene su grado de fanservice si nos ponemos exquisitos y no es lo más destacable de la historia, sino la trama. Quizá haya quienes discutan la motivación de Shigemura, quizá haya quienes simplemente no les guste. Cierto. Personalmente, fue una experiencia más que agradable.

Puntaje: 8/10


Sinopsis:

En el año 2026, el Augma es lanzado al público como un sistema alternativo al AmuSphere, debido a su función de realidad aumentada en la que el jugador está consciente, a diferencia de la realidad virtual. El juego más notorio basado en los combates es Ordinal Scale, en donde las habilidades de los jugadores están clasificadas con números ordinales.

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.