[REVIEW] Los Meyerowitz: Cómo quisiéramos elegir a la familia…

Una familia representada en su forma más real.

Por @catyfilgueira

¿Quién no ha pensado alguna vez que su familia está mal de la cabeza? ¿Quién no ha fallado en explicarle a alguien de afuera que su familia no es lo que ellos creen? Sin contar la cantidad de veces que la familia tipo en películas y series, a pesar de no ser mostradas como perfectas, no nos hacen sentir representados.

En Los Meyerowitz, tenemos a tres hijos de un padre artista, el cual se ha casado más de 3 veces y quien se considera el gran artista ignorado de su generación. Los dos hijos mayores, Jean (Elizabeth Marvel) y Danny (Adam Sandler), se sienten ignorados por el padre que visitan y cuidan constantemente. El tercero, fruto del tercer matrimonio (segundo, según el padre, porque el primero se anuló), es Matthew (Ben Stiller) y es el hijo prodigo que huyo lo más lejos que pudo de su familia. Por su parte, el padre Harold (Dustin Hoffman), está casado por tercera vez con Maureen (Emma Thompson) y se siente ignorado por el mundo artístico que, según él, se conforma con artistas superficiales y no tan talentosos.

meye (1).jpg

Esa es la familia que nos presenta Noah Baumbach, escritor y director del film. Y lo hace con el punto de vista de quien conoce a una familia de locos desde adentro llevándonos a través de los conflictos de cada miembro. Y no es que están todos locos para manicomio. Eso es lo interesante de la historia. Todos tienen sus pequeños traumas acumulados a través de los años y no los pueden dejar atrás, no son ni malas personas ni santos. Son individuos normales que han vivido sus vidas lo mejor que han podido con las opciones que les han dado.

Dustin Hoffman lleva la batuta de la película al principio, cuando la historia se divide en las vidas de los dos hijos varones. Es en su actuación que primero te sentís inclinado a pensar “no es un padre tan malo” y que a medida que lo conoces llegás a la conclusión de que no es “malo” pero como padre deja mucho que desear. Es en su arrogancia, auto-adulación constante y desinterés generalizado por lo que hacen sus hijos mayores que se entiende el personaje y se identifica con los hijos. Hoffman logra llevar a Harold a un punto en el que, a pesar de que no lo odias, no te genera empatía alguna.

meye 3.jpg

Pero el desarrollo de las relaciones es el alma de este film, que a veces se siente un poco lento en ritmo, pero no pierde nunca su punto de vista ni el interés del espectador. Específicamente, son las relaciones de los tres hermanos las que brillan en la historia. Partimos de Danny, interpretado por Adam Sandler, que es un padre a mitad de un divorcio que vuelve a vivir con su progenitor por necesidad y adora a su hija con locura. Adam Sandler nos muestra un personaje perdido en este punto de su vida, que decide intentar reconectar con su padre y no sentirse herido por la aparente apatía que su medio hermano menor Matthew siente por él. Es un personaje redondo, que descubre nuevas relaciones a lo largo del camino y que se da cuenta que es mucho más de lo que su padre le da crédito. Es un personaje inusualmente serio de Sandler, a pesar de la inherente hilaridad que se le intenta dar en el film.

Por otro lado, tenemos a Matthew, encarnado por Ben Stiller. El hijo prodigo dentro de la historia. A diferencia de Danny y Jean, el tuvo toda la atención de su padre y, citándolo a él mismo, peleó sus peleas, sintió su ira y dejo de ser él mientras vivían bajo el mismo techo. Es el exitoso de la familia y cree que sus hermanos lo resienten por ello. Vive en California y su esposa lo engaña. Es el que logró lo que el resto no y que su padre respeta. Eso creen todos cuando en realidad su padre ni siquiera lo escucha cuando habla de sus logros.

Por último, tenemos a Jean, que simplemente te hace sentir que le falta un tornillo y no encaja demasiado en ningún lado. Ella es cercana a Danny y junto a él busca darle a su padre un nuevo impulso en su vida, sólo para ser ignorada en favor de Matthew.

meyerowitz-stories-655.jpg

El encanto está en como cambia la relación entre los tres luego de que el padre es hospitalizado y puesto en un coma inducido. Cuando ellos empiezan a convivir sin interferencias bajo el mismo techo es donde la historia gira y ellos mismos llevan sus personajes al siguiente nivel.

El modo en el que las relaciones se entretejen y desenredan es inteligente, entendible sin rodeos. El clímax llega en la forma de tirar todo lo que se habían guardado por años al aire y sentir como el peso ya no está allí. Y se logra de forma excepcional cuando combinamos las actuaciones con el guion y la dirección de Baumbach.

En su totalidad, la historia de una familia disfuncional pero promedio contada con un punto de vista que grita “no es una familia psicótica, es una familia real con problemas reales”.

Puntaje: 8.5/10

Título: Los Meyerowitz (The Meyerowitz Stories)meye

Dirección: Noah Baumbach

Guion: Noah Baumbach

Música: Randy Newman

Fotografía: Robbie Ryan

Elenco: Adam Sandler, Ben Stiller, Elizabeth Marvel, Dustin Hoffman, Emma Thompson, Grace Van Patten.

Productora: Netflix en asociación con IAC Films y Gilded Halfwing

Rencores y rivalidades están a la orden del día cuando tres hermanos se reúnen en Nueva York para ver a su padre, un artista con un legado que se desvanece.

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.