Retrospectiva Bastarda: «Gracias por el chocolate» (2000), de Claude Chabrol

LAS APARIENCIAS ENGAÑAN

Claude Chabrol da muestras de su vigencia y prestancia al dirigir “Gracias por el Chocolate” (2000), un thriller confeccionado en base a apariencias y sugestiones más que a las reglas del género; con temáticas que profundizan acerca de la naturaleza humana, que indudablemente remiten a su trabajo inicial en la década del ’60.

Por @MaxiMDQ83

Mediante conexiones argumentales que resultan ser temas reiterados con frecuencia a lo largo de su obra, es evidente que todo autor dialoga consigo mismo en determinado punto de su carrera, reinventando sus propias obsesiones. Chabrol da prueba de ello en este exquisito ejercicio de género. No obstante, esta vez el abordaje es distinto: menos nihilista y violento que en sus comienzos, se permite cierta compasión para con sus personajes, si bien su veredicto moral sigue intacto.

Merci pour le chocolat 2

El impacto narrativo reside en la psicología de éstos, las conductas que ocultan y los impulsos que reprimen; más allá del crimen en cuestión, motor movilizador de la trama. Este thriller es un cuidado estudio de la perversión, o lo que Chabrol define como el ‘goce que experimenta una persona ante el sufrimiento que padece otra’. Si al estudio casi obsesivo de la perversión le sumamos la cada vez más recurrente visión del cineasta para -de forma documentaria examinar la clase burguesa francesa, nos encontraremos con un ejercicio policial bien concebido. No los que rigen los cánones del Hollywood contemporáneo (es decir, sobresalto tras sobresalto, a fin de desarrollar su trama), sino uno más elaborado y fino.

El autor se centra en los complejos dilemas morales de sus personajes, un procedimiento argumental que se aleja del centro de la estructura (el crimen) para ahondar en los mecanismos humanos y sus emotividades (las motivaciones) y la mirada de la sociedad (la culpa, la consecuencia). Es entonces allí, cuando Chabrol, a la par que su siniestro personaje femenino interpretado con frialdad y malicia por una excepcional Isabelle Huppert, va tejiendo una intrincada red de engaños y misterio, exponiendo la mirada condenatoria de los demás, el peor castigo para las vidas burguesas de apariencia.

Merci pour le chocolat 3

Entre lo privado de sus personajes, lo secreto que jamás revelarán y la percepción del espectador y sus sospechas, a medida que avanza la trama, se percibe un punto ciego y clave, donde el cineasta pone su reconocido acento para manejo de tiempos y espacios. Bajo este verosímil, siempre quedaran dudas y misterios por resolver, confluyendo en la escena final que resume tal profundidad dramática de modo desconcertante.

Como un rompecabezas, Chabrol pone las piezas en su lugar, en una muestra más de que está en su mejor forma. Cuanto más añejo, mejor se pone.


Título: Gracias por el chocolate12562

Título original: Merci pour le chocolat

Año: 2000.

Duración: 100 min.

País: Francia.

Dirección: Claude Chabrol.

Guion: Claude Chabrol y Caroline Eliacheff (Novela: Charlotte Armstrong).

Música: Matthieu Chabrol.

Fotografía: Renato Berta.

Reparto: Isabelle Huppert, Jacques Dutronc, Anna Mouglalis, Rodolphe Pauly, Brigitte Catillon, Michel Robin y Mathieu Simonet.

Producción: MK2 Productions / France 2 Cinema / CAB Productions.

Género: Thriller psicológico | Drama.

Mika Müller, directora general de Chocolates Müller, es una mujer que, bajo una apariencia encantadora y delicada, acostumbra a controlar a todos los que están a su alrededor, incluido su marido, André Polanski, un prestigioso pianista, y el hijo de éste, Guillaume, cuya novia Jeanne, según Mika, supone una amenaza para la estabilidad familiar.


 

Advertisements
Acerca de Maximiliano Curcio 57 Articles
Maximiliano Curcio nació en la ciudad de La Plata, en 1983. Es escritor, docente y comunicador, egresado de la Escuela Superior de Cinematografía de Buenos Aires. Realizó críticas cinematográficas, análisis teóricos y ensayos para distintos medios gráficos y digitales desde 2004 hasta la fecha. También llevó a cabo coberturas de festivales de cine, muestras de arte y recitales de rock de las principales figuras de nuestra escena. Autodidacta y de espíritu artístico inquieto, ha reseñado obras de teatro, libros y discos. En el año 2016 creó el "Espacio Cultural Siete Artes", un portal de enseñanza a distancia, tarea que complementa con el dictado de ciclos de cine y talleres grupales en diversos centros culturales. De forma paralela, ha emprendido numerosas tareas de investigación y gestión cultural. Desde 2018 es director de la "Revista Cultural Siete Artes", donde ha entrevistado a importantes personalidades de la cultura y el arte nacional. Es columnista semanal del programa de radio "La Cultura del Payaso" y productor y conductor del podcast radial del "Canal Siete Artes". En el año 2019 publica su primera antología de libros titulada "THE END", una serie de publicaciones fruto de 15 años de trabajo escribiendo acerca de la historia del cine y sus protagonistas.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.