Rojo y Viejo Bastardo: «Cujo» (1983), de Lewis Teague

En esta oportunidad, otra de animales. «Cujo» (1983) está basada en un libro de Stephen King y ya es todo un referente de un subgénero oficializado en los años 80, que tiene a estos seres vivos como enemigos mortíferos del hombre.

Por AnxieBre

Hay muchos otros referentes populares de este subgénero, pero tratándose de Lewis Teague, director de la película en cuestión, hay que recordar que filmó antes «Alligator» (1980) y posteriormente «Los ojos del gato» (Cat’s Eye, 1985), también basada en un libro de King.

Todo comienza cuando a un hermoso perro San Bernardo, fuerte y tierno con los visitantes, cuyos dueños tienen un taller mecánico en las afueras del pueblo, lo muerde un murciélago en el hocico. A partir de ese momento, el can se vuelve cada vez más violento, aunque esto tarde un poco en mostrarse.

cujo

Pero esta no es sólo la historia sobre un perro rabioso que muerde y mata gente. Con el correr de los minutos, la película nos va mostrando pequeños detalles de una subtrama que va más allá: la crisis de pareja, la infidelidad y la violencia de género. Sobre este punto no voy a spoilear. Van a tener que ver la película, pero siempre me llamó mucho la atención la forma en que el marido engañado sospecha de su condición casi con sólo una mirada.

A lo que sí puedo hacer referencia es a la maravillosa Dee Wallace, que en este caso también encarna a una madre cojonuda. Como en «E.T., El Extraterrestre» (1982), tiene que proteger a su hijo sola. Y en «Cujo» no es una madre soltera (como en «E.T»), pero la escena principal de la película la tiene a ella como protagonista y víctima del perro asesino, encerrada y casi ahogada por el calor en un auto que tampoco funciona para poder escaparse.

cujo

Es verdad que la acción tarda un poco en llegar y que todo el preámbulo es para presentarnos estas situaciones cotidianas e íntimas de los personajes. Pero cuando se va acercando la mejor parte, la película toma un envión interesante, termina abruptamente – quizá este aspecto no sume demasiado – y, a su vez, presenta un desenlace abierto.

cujo

Los tres mejores momentos de la película:

Los créditos iniciales me gustaron mucho: la banda sonora hace alusión a «Tiburón» (Jaws, 1975) – otro emblemático «monstruo animal» del cine – lo que después termina confirmándose con una clara referencia

El ataque del perro a la madre cuando intenta bajarse del auto

La escena de reanimación del niño por parte de la madre. Parece que todo terminó, pero no… hay una sorpresa.

cujo

Denle una oportunidad a esta película que dista mucho de aquellos slashers con asesinos «de navaja» y chicas desnudas. También es muy diferente a lo que conocemos como «terror sobrenatural» con espíritus que asustan y persiguen a los protagonistas. Aquí el terror es más real y lo pueden encontrar a la vuelta de la esquina.


Título original: Cujo cujo

Dirección: Lewis Teague

Guion: Lauren Currier, Don Carlos Dunaway (Novela: Stephen King).

Productora: Warner Bros. Pictures.

Elenco: Dee Wallace, Daniel Hugh-Kelly, Danny Pintuaro, Christopher Stone, Ed Lauter, Kualani Lee, Billy Jayne.

Duración: 91 min.

País: Estados Unidos.

En un pequeño pueblo norteamericano, un murciélago muerde a un entrañable perro San Bernardo y le contagia la rabia. A medida que avanza la enfermedad, el animal se vuelve más agresivo hasta llegar a aterrorizar a todo el vecindario y las consecuencias serán trágicas.

Advertisements

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.