Rojo y Viejo Bastardo: «The Blob» (1988), de Chuck Russell

Conocida en Latinoamérica como «La Mancha voraz», su nombre es tan excéntrico como su villano. Un clásico indiscutible de 1955, que llevó a una remake en 1972 y luego a ésta, de 1988. 

Por AnxieBre

Como decía, la película de los 50 ya es un clásico sobre todo por la participación de Steve McQueen en uno de sus primeros roles. Luego se filmó una remake, «Beware! The Blob!» dirigida por Larry Hagman como una comedia fallida. En esta ocasión desentrañamos el que, para mi, es el mejor y más importante film de todo este universo viscoso, dirigido por Chuck Russell («La máscara») y co guionado por Frank Darabont («La Niebla», «Milagros inesperados»).

El terror no tiene forma. Aquí el asesino en cuestión es una masa gelatinosa alienígena que cae en un descampado del tranquilo pueblo de Arborville, Colorado. Un vagabundo se topa por curiosidad con ella. Acto seguido, la «cosa» se impregna en su mano y comienza a carcomerlo. Muy agradable todo. 

The_Blob_(1988)1

Asustado y desesperado, el anciano se encuentra accidentalmente con una pareja de adolescentes en su auto, en su primera cita, por la carretera. Deciden ayudarlo y lo llevan al hospital. Allí el hombre queda internado, los jóvenes están más tranquilos porque se encuentra al cuidado de los médicos, pero hay otra realidad puertas adentro de la sala: el mazacote rosado termina de comerse al hombre (erosionando su piel y sus órganos) y luego ataca a uno de los chicos. El resultado: varias personas muertas.

The_Blob_(1988)

Estas escenas evocan lo que será una película por demás bizarra, pero no por eso de baja calidad. Un villano como pocos, algo amorfo, sin rostro ni armas. Una idea que allá por los 50 hubiera impresionado a cualquiera de mala manera pero que hoy, los fans del género, festejamos y defendemos por mil. 

Los PLUS. En el film de Chuck Russell se toma una decisión artística muy jugada: la masa derrite a un nene de 10 años. Por otra parte, el héroe termina siendo el chico malo del pueblo (el clásico motoquero con campera de cuero y actitud rebelde y desafiante todo el tiempo), y por último, contamos con la presencia de Shawnee Smith (la recordarán seguro por uno de los papales más importantes de las primeras «El juego del Miedo», Amanda Young). 

The_Blob_(1988)4

Los FX. Siempre me resultó increíble el trabajo de efectos especiales prácticos de la película. Si bien no están a cargo de ningún nombre necesariamente conocido en la gran industria, están excelentemente logrados y, sobre todo, son efectivos respecto al guion. Las escenas de muerte son incluso mejores que las de sus antecesoras, y además aportan cierta diversión en el proceso, convirtiendo al asesino en cuestión en una de las mejores criaturas del género.

Lo mejor de la película:

➡ Como se dijo antes, todas y cada una de las muertes. Muy imaginativas y con gran nivel de trabajo en efectos especiales

➡ El humor consiente y la ironía sobre el propio género de la ciencia ficción

➡ El pequeño momento en que una madre le dice a su hijo que las películas de terror son basura y, por eso, no lo deja ir al cine. Me sacó una gran sonrisa

The_Blob_(1988)2

Otra joya de terror (y la ciencia ficción) injustamente olvidada que vale la pena citar y visitar hoy en día sin mayores pretensiones pero abiertos a pasarla genial.


Título original: The Blob

Director: Chuck Russell.

Guión: Chuck Russell y Frank Darabont.

Productora: TriStar Pictures.

Elenco: Kevin Dillon, Shawnee Smith, Donovan Leitch, Jeffrey DeMunn, Candy Clark, Joe Seneca, Del Close, Paul McCrane, Sharon Spelman, Beau Billingslea, Art LaFleur, Ricky Paull Goldin, Robert Axelrod, Bill Moseley, Frank Collison, Jamison Newlander.

Duración: 95 mins.

País: Estados Unidos.

Una malévola forma de vida viscosa irrumpe en un tranquilo pueblo de Arborville. No tiene problemas de conciencia ni inteligencia alguna, y sólo sabe hacer una cosa, pero es todo un experto en ello: comerse todo lo que se mueve… hombres, mujeres o niños. 

Advertisements

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.