[VIERNES NEGRO] «Anatomía de un Asesinato» (1959), de Otto Preminger

CONTUNDENTE VISIÓN DE UN SISTEMA CORRUPTO

Otto Preminger ya era un reconocido y consagrado cineasta para fines de los ’50 cuando se embarcó en un proyecto polémico como “Anatomía de un Asesinato”. La película innovaba al tocar temas delicados en pantallas como nunca antes visto, consistente en lo explícito de su temática sexual y, a la vez, realizando una minuciosa critica incisiva, mordaz e inteligente al sistema jurídico norteamericano.

Por @Maxi_CDC83

El crimen en cuestión que remite al título del film es abordado en las instancias de un juicio, donde sus diversos personajes protagonistas y las circunstancias que se suceden dejan al descubierto un mensaje fuerte, amargo y real. Anatomía de un Asesinato forma parte del subgénero de juicios, si bien se nutre de diversos recursos reconocibles en el mejor cine noir y existe una mirada sensible del autor, preocupado en retratar esos corrompidos mundos que habitan las criaturas que componen este relato. A contramano del thriller judicial más convencional, a Preminger no le interesa el caso en sí y sus recovecos.

El autor austriaco nos seduce analizando el crimen, para finalmente centrarse en sus personajes y la dudosa moralidad de éstos, adentrándose en sus mundos personales y sus motivaciones.  Es por ello que el guión de la película omite las escenas propias del asesinato y se centra en las etapas del juicio. El enfoque sobre la temática general del film es novedoso y todas estas elecciones mencionadas inciden en lo escandaloso de su impacto para la época. Las figuras principal tanto como las secundarias están muy bien tratadas gracias a la comprensión de sus conductas, hecho que deja al descubierto el maniobrar en los estrados de los juicios en su más descarada expresión.

sucediounanoche2

Otto Preminger no juzga a sus personajes ni elucubra ningún tipo hipótesis acerca de la conducta ética sobre lo que narra. Por el contrario, en la dualidad que respira el film teje su mayor virtud. No hay víctimas ni victimarias, culpables ni inocentes. Aquí nada es absoluto y la moral se ajusta a las circunstancias. La historia expone los hechos de forma cruel y cotidiana. Con inteligencia y un manejo del lenguaje cinematográfico envidiable, el autor austriaco aborda temáticas universales y conflictivas  para el hombre.

El dilema moral que despierta la fina línea que separa la verdad de la mentira ha sido, a lo largo de la historia, un laberinto humano insoslayable. Dueña de un realismo descarnado y defendiendo lo indefendible, el ser humano es desnudado en sus intenciones y las consecuencias serán devastadoras para todos. En “Anatomía de un Asesinato” la mujer será castigada, el asesino puesto libre, el abogado no se saldrá con la suya y la justicia habrá sido burlada de la forma más desvergonzada.

La dirección que plantea Preminger se distingue por completo de la que por aquellos años ponía de moda Sidney Lumet, un auténtico experimentado en dirigir películas del subgénero de thriller judicial. Tomando distancia de la febril y fervorosa Doce Hombres en Pugna (Twelve Angry Men, 1957), este film se propone -mediante un método menos teatral y artificioso- ejercitar un costado más recatado y natural, mostrando de manera implacable un sistema judicial evidenciado en sus propias fallas. Desde el sorprendente montaje, la cuidada fotografía en blanco y negro y hasta la exquisita banda sonora de jazz que adorna el relato (compuesta por el incomparable Duke Ellington), se percibe que Preminger era un adelantado a su época.

1

El reparto lo encabezan figuras de lujo indiscutido: James Stewart, Arthur O’ConnellGeorge C. Scott, Ben Gazzara Lee Ramick son un seleccionado con el que cualquier director desearía contar. Para James Stewart este papel representa un protagónico en las antípodas de su usual perfil bondadoso, humano y justo personificando al ciudadano norteamericano ideal. En la piel de un abogado encargado de defender al verdadero culpable de cometer un crimen, este grandísimo intérprete norteamericano nos brinda una clase de actuación.

Otto Preminger fue uno de los grandes realizadores del cine norteamericano durante aquellas décadas de oro. Europeo de origen, su mayor hito en Hollywood fue dirigir Laura (1944), obra cumbre del drama policial. Una década y media después se despachó con este thriller judicial con ingredientes negros, clásico referente de su filmografía que medio siglo después no ha perdido vigencia. Un perfecto ejemplo de un cineasta rotundo, preciso e incontrastable.


Título original: Anatomy of a MurderAnatomyMurder2

Año: 1959

Duración: 160 minutos.

Dirección: Otto Preminger

Guion: Wendell Mayes (sobre novela de Robert Traver)

Música: Duke Ellington

Fotografía: Sam Leavitt

Intérpretes: James Stewart, Lee Remick, Ben Gazzara, Arthur O’Connell y George C. Scott.

Productora: Columbia Pictures

Publicado originalmente en EnClave de Cine (5 de Junio de 2010)
Advertisements
Anuncios
Anuncios

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. [VIERNES NEGRO] “Laura” (1944), de Otto Preminger |
  2. [VIERNES NEGRO] “Laura” (1944), de Otto Preminger

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.