Game of Thrones: ¿Comenzamos? 7×01

Ha dado inicio la séptima temporada, y como en todos los inicios este primer episodio nos traza el tablero, ubica sus fichas y lanza un par de proclamas como declaración de intenciones. ¿Pero cuáles son estas?

Por @mauvais1

El norte no olvida, el norte recuerda, llamémoslo como queramos pero lo cierto que todavía debemos asistir a los ajustes de cuentas que parecen no tener fin, desde que se iniciaron en la temporada anterior. Y por un momento creímos estar en una especie de flashback, al comienzo del episodio vemos a Walder Frey brindando con los varones de su casa, ofreciéndoles el mejor vino a quienes junto a él lograron hacerse de tamaña herencia. Hasta que les recuerda los horrores cometidos, detalla la cobardía de sus acciones y es entonces que descubrimos esa venganza que ha dado inicio Arya Stark. Este será un capítulo plagado de voceados, soliloquios y no, de los fines que los personajes persiguen. Lejos de la tan mentada ambigüedad que manejó la serie en sus primeras temporadas, es ahora tiempo de la palabra dicha y cumplida. Tras esa imagen y los títulos iniciales, nos recuerdan cuál es el verdadero mal que asola estas tierras destrozadas por internas. El rey de la noche emerge de la tormenta de nieve, una que está plagada de caminantes blancos, cientos, miles vienen hacia nosotros, con gigantes incluidos, lo que nos recuerda lo peligroso que es descuidar sus movimientos.

game-of-thrones-7x01-en-viv_CnK6za9-jpg_976x0

De ese frío norte, al muro y de él a Meera y Brandon presentándose ante los guardias, la contraseña será el recuerdo de haber visto lo que se viene. Bran se lo recuerda a Edd, él los vio, además de reconocer por supuesto el apellido. Será una larga hora de preparación de poner los jugadores en sus posiciones, será allí en el norte donde en la asamblea veremos las dudas de Sansa y las reales acciones del joven lobo; Jon y ella mantendrán una disputa frente a sus seguidores sobre cómo se recompensa la lealtad y como se paga la traición. El rey del norte hace su ley y la mantiene. Una escena extraña que intenta mostrar los roces de los hermanos Stark, que parece tener una extraña continuidad. Los hermanos caminan por la fortaleza, Sansa le pide juicio, que no cometa los errores de los Stark muertos, lo compara con Joffrey y luego le dice que gobierna con tino, que ha nacido para ello. Contradictorio, dubitativo, David Benioff y D.B. Weiss, hacen de los personajes seres bastante diferentes a los que conocimos en las temporadas anteriores. Ella lo pondrá de sobre aviso sobre la determinación de Cersei Lannister cuando huele su presa. Luego ella tendrá un cruce de palabras con Petyr ‘Littlefinger’ Baelish, en el que una vez más sabremos lo que piensan, sin ambages, hasta ella será capaz de silenciarlo, un sobreentendido de cuál será el rol de Baelish. Pero no hay tiempo de detenerse, un largo viaje nos lleva al sur, a Desembarco del Rey y el mapa que pintan bajo la supervisión de la reina, ella nos dará los detalles, que ya sabemos, pero que nos pondrán en situación con respecto a los enemigos que ha de vencer y los aliados que ha de tomar. Gran aparición de la armada de hierro y Euron Greyjoy, un personaje que aún no ha mostrado nada, ni ha hecho nada por merecer tanta atención de la reina, excepto por los barcos, claro. En esta reunión vemos como Jaime se transforma en un quejoso y expresivo segundón que tira dardos cual comadrona, con aires de superioridad herida. Una horrenda imagen que desvirtúa mucho de lo que conocemos del matarreyes. Si no fuera por esa sorpresiva negativa de Cercie de ser la esposa de Euron, se habría antojado tan estéril como la promesa de un regalo digno que él le promete para ganar su confianza.

game-of-thrones-7x01-en-viv_6sNPwfc-jpg_976x0

Vayamos a lo que importa y es sobre Samwell Tarly que hablamos, en una excelente escena montaje en la que lo veremos repetir las acciones hasta la confusión de no saber si lo que come es mierda de una bacinica o el alimento que sirve en un plato, como si todo fuera lo mismo, repetitivo hasta asquearse. Hasta que en medio de una autopsia se atreva a preguntar al Archmaester Ebrose si puede contar con su ayuda, una escena en la que aprenderá, oiremos azorados, de que no somos más que un momento efímero en la larga historia del poniente. De que otros ya gritaron el final de tiempos y aquí estamos aún esperándolo. Extraña alocución en manos del siempre solvente Jim Broadbent, que reduce todo lo hasta hoy visto a un simple parpadeo de la historia. Extraño, escalofriante, saber que tantas muertes, queridas y no, no son más que motas de polvo en la inmensidad, una que ellos catalogan y guardan celosamente como los únicos que en ella piensan. Pequeños, como Arya y esa escena que viene a continuación y es para mostrarnos que aún sigue siendo un ser humano capaz de sentarse junto a otros y reconocerse con ellos. No mucho más, Ed Sheeran y esa hermosa canción. Humanidad que al perro le está rompiendo los esquemas. Sandor Clegane cabalga con Thoros de Myr y Beric Dondarrion, vendrán hacia él los fantasmas de lo que fue y lo que será cuando se atreva a mirar las llamas en la casa del viejo al que robó y ahora encuentra muerto. En esas llamas que le prometen le dará todas las respuestas, ve un muro, los caminantes y el castillo, la montaña, la misma que Sam descubre como un rico filón de dragonglass, el única capaz de matar uno de esos zombis de hielo. ¿El perro ha encontrado su manada y una finalidad? Y por supuesto, ha llegado el momento esperado, la reina, la madre de dragones, Daenerys Targaryen ha puesto píe en tierras de Westeros, en Roca dragón, lugar de su nacimiento, lugar donde la conquista de su familia dio comienzo tantas generaciones atrás. El juego ha dado comienzo, ya están todos posicionados, ha sido eso, un acomodamiento de piezas. ¿Comenzamos?

 

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 2069 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.