A Dark Song: Una melodía visual para verla en tu hora más oscura

Si quieren saber cómo hacer una película con sólo un lugar, imaginación, algunos efectos y buen uso de utilería, deberían ver este film, más aún en el mes de Halloween. Porque esta película independiente del 2016, está contada de la manera más simple y eficaz posible.

Por @Frederick08

A_Dark_Song_7.jpg

Sólo una ubicación, pocos personajes y una trama correctamente armada, que trata sobre una mujer dañada psicológicamente que realiza un ritual peligroso junto a un ocultista. Este ritual les dará un deseo o poder proveniente de una deidad olvidada hace tiempo. El motivo de porqué lo hace la mujer no está revelado de inmediato, y así obviamente atraparnos desde un principio. Pero luego cuando nos vamos adentrarnos a este ritual, es como si te contarán una forma de preparar una torta riquísima. Y queres comer cada pedazo lentamente para saborearla mejor.

El director y guionista Liam Gavin con esta pieza oscura y muy bien estructurada, hace su debut en largometraje, ya que hizo varios cortos antes.  Quizá resulte un poco lenta por momentos, si no es de gustarte films que trabajan más en el ambiente y personajes, que el susto por movimiento de cámara o violines que suenan fuerte. Pero ¿Qué mejor forma de adentrarnos en un ritual que siguiendo los pasos? Y encima, que te lo vaya explicando un gran personaje interpretado por Steve Oram.

image.jpg

Pero si hay alguien que lleva la película es la actriz Catherine Walker, activa e intrigante, al querer convocar al espíritu. Y con la cual vamos aprendiendo los pasos, y sufriéndolos con ella. Pueden verla hoy en día en la serie Versailles (2015). Y anteriormente trabajó en Leap Year (2010) con Amy Adams, y en otra película chica irlandesa llamada Patrick´s Day (2014).

Estos dos personajes están atrapados en aquella casa que en temas de producción se compone de dos lugares: una mansión en Irlanda que se utilizó para los tiros exteriores y una casa que se utilizó para todos los planos interiores. Tiene además como condimento la gran musicalización de Ray Harman y la fotografía de Cathal Watters, que te mete aún más en este mundo oscuro, sin que te des cuenta.

Es una obra cinematográfica, chica, como el país del que proviene (Irlanda) pero hecha de forma precisa y coherente que pone a Liam Gavin en el tablero del terror, y te tienta mucho poder invocarlo.

Puntaje: 9/10


a_dark_song-330686115-large

Título original: A Dark Song

Dirección: Liam Gavin

Guion: Liam Gavin

Música: Ray Harman

Dirección de Fotografía: Cathal Watters

Elenco: Catherine Walker, Steve Oram, Mark Huberman, Susan Loughnane

Género: Terror/Suspenso/Drama

Duración: 99 minutos

Sophia ha alquilado una casa en medio de la nada. Y ha pagado un dinero extra para que no le hagan preguntas. Su única compañía será Michael Solomon, un ocultista que debe ayudar a Sophia a colmar su deseo más profundo: realizar un largo y extenuante ritual para poder contactar con su difunto hijo. El problema es que Sophia no ha sido del todo franca con Michael.

Anuncios