Psychokinesis: Un impensado héroe suburbano

El verdadero héroe es siempre un héroe por error, su sueño era ser un cobarde honesto como todos los demás

Umberto Eco

Por @mauvais1

Luego de la celebrada, por la crítica y el público, Train to Busan (2016)Sang-ho Yeon regresa con una comedia de ciencia ficción en la que prima el humor, pero que no se olvida de los atractivos retratos sociales, algo que ha sido constante en su filmografía. Eso y el inevitable antiheroísmo de su protagonista. En The Fake (Saibi – 2013) quien rompía el status quo creado era un borracho pendenciero de indomable rebeldía, en la oscura y trágica Train to Busan, lo fue un padre ausente y egoísta que se convertía en héroe a la fuerza, por sobrevivencia. El antihéroe, el desclasado sumergido en una situación que lo sobrepasa y al ahogarlo lo fuerza, lo quiebra.

“No hay hombre tan cobarde a quien el amor no haga valiente y transforme en héroe.”

Roo-mi es una joven emprendedora que junto a su madre llevan adelante un negocio de comidas, vista como un ejemplo de perseverancia y trabajo honesto es popular entre sus vecinos, al igual que su pollo frito. La historia comienza con un triunfo, el de ella y su madre, en una entrevista que la festeja como una heroína. Pero este mundo no está hecho para tales personajes idealistas, su realista y razonablemente despiadada convención los rechaza. La galería donde tiene Roo-mi su negocio fue vendido a una constructora para desarrollar un emprendimiento multinacional, un shopping para turistas chinos y sus millones. Y claro, hay que desalojar para demoler y para eso entra en la ecuación este matón/empresario y sus secuaces. Un don nadie que busca su sitio a fuerza de tiranizar a los propios. Expulsada a golpe de palos y destrucción, en el momento más dramático de esa noche de cristales rotos, muere su madre. Cualquier supersticioso arengaría sobre esa marcada tendencia del hombre a jugar con su fortuna, una que la vida parece no tener en consideración, pero es en realidad la propia necedad del hombre y sus artimañas. Es cuento viejo, es cruel realidad. Los desahucios son moneda corriente en el mundo que corre tras la ganancia.

fullsizephoto900322

Y entonces aparece en escena Seok-hyeon, interpretado por ese contundente actor que es Ryu Seung-ryong, vean si no esa maravilla que es Gwanghae, Wangyidoen namja (Masquerade – 2012), que aquí lejos de un aristócrata, representa ese dibujo social que tanto gusta a Sang-ho Yeon. Un vigilante de un banco, patético cuarentón que vive inmerso en una rutina desastrosa, borracheras nocturnas, llegadas tarde al trabajo, robo de insumos. Un cobarde y sobre todo un mal ejemplo que deja en la estacada a sus compañeros. Aterrador en su mediocridad. Entonces entra el elemento fantástico, como si de un realismo fantástico latinoamericano se tratara, y beberá en una de sus caminatas el agua de un manantial, contaminado por el azulado remanente de un meteorito recién estrellado, que le dará poderes telequinéticos. Desde el comienzo, todo lo que hará con él, es intentar ganar dinero fácil para salir de su pobreza y ayudar a su recién reencontrada hija, Roo-mi, que lo llamó para notificarle la muerte de la mujer que abandonó.

Psychokinesis-2018-1200x520

El resto de la aventura se balancea entre el drama social y una comedia de corte slapstick, que le debe mucho al circo y esos monstruos que fueron Charlie Chaplin y Buster Keaton, pero en un extraño e indefinible balanceo que hará reír al espectador mientras es aporreado por una descarnada representación de los más bajos instintos humanos. Es en el tercer acto, con un despliegue de Fx al mejor estilo Chronicle del denostado Josh Trank, cuando parece dudar y repetirse, tornándose algo machacona con sus críticas y librando al azar los elementos fantásticos, casi diríamos como el relato de un cuento para niños con moraleja instructiva. Él aprehenderá su lección a fuerza de sus propios tropiezos, ella entenderá que debe, tanto al padre como así misma, la oportunidad del reencuentro y todos serán puestos en su lugar. Todos excepto los ricos constructores claro. Retoma al final, su insidiosa carga de crítica y muestra ese descampado, ese hueco en el cemento por el que pelearon y perdieron. Impecable en su factura y el elenco elegido, Yeon Sang-ho se mantiene en sus trece, divertir, advertir y generar un espectáculo atractivo y universal. Psychokinesis apela a la ternura para plantearnos lo que somos, lo que deberíamos ser y lo que terminamos siendo cuando comprendemos la importancia de nuestros actos, el alcance de nuestro comportamiento.


yeom_lyeok-534003810-large

Título : Psychokinesis (Yeom-lyeok-2018)

Guion y Dirección: Yeon Sang-ho

Reparto: Yu-mi Jeong, Shim Eun-kyung, Ryu Seung-Ryong, Ye Soo-Jung, Do-yoon Kim, Yeong-Seon Kim, Park Jung-Min, Yeong-gi Jeong, Hang-ho Tae, Hwang Yeon-hee

Con sus recién adquiridos poderes sobrehumanos, un padre se dispone a ayudar a su hija, que está a punto de perder todo lo que da sentido a su vida.

 

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 1964 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.