[Blood Window Pinamar 2019] Fin de un fantástico festival

Blood Window Pinamar 2019

Sabiendo que era el último día del festival, nos enfrentamos a dos películas fuertes que, para mal o bien, sorprendieron.

Por @gimei18 y @AnXieBre

Comenzamos viendo la aun no estrenada comercialmente, “Muere Monstruo Muere” (2018), una película esperada por los fanáticos del género. Una suerte de conjunto de reminiscencias (o copias) a otras tantas películas, del director Alejandro Fadel y rodada en los paisajes mendocinos, cuenta con una técnica perfecta, la fotografía a cargo de Julián Apesteguía crea ese realismo mágico y trágico en el que no se puede diferenciar qué es real y qué fantasía. Las montañas que riman con las emes, los bailes en el espejo, las atrocidades sangrientas, todo se cuenta desde lo bello. Aunque tiene baches en cuanto a lo narrativo. Somnolienta y sin sentido, se llena de diálogos ridículos, alegorías a grandes del género y metáforas que terminan haciendo tan intrincado todo que aburre.

“Harpoon” (2019), de Rob Grant.

Tres amigos quedan a la deriva en el barco del padre de uno de ellos, sin provisiones y con muchos secretos que ocultar. Mezcla de comedia negra y gore, creada con solo 3 personajes en un crucero. Una de las sorpresas del Festival ya que, apartándose del género terror / fantástico, logró llamar la atención por su dinámica, la velocidad con la que suceden los hechos, la comicidad con que la voz en off narra ciertos acontecimientos en complicidad con el público, y toda la sangre derramada.

Sin actuaciones destacables, o diálogos memorables, este triángulo amoroso se lastima física y psicológicamente hasta el extremo, siempre de formas creativas, dejando al arpón como algo meramente accidental.

Tanto giro en la trama podría haberla hecho caer, pero la ironía violenta de los protagonistas mantiene al espectador en un constante estado de tensión que sólo relaja con alguna carcajada ocasional.

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.