[REVIEW] El Castillo en el Cielo: En busca de la infancia perdida

Con el avance del COVID-19 y la prolongación de la cuarentena estamos teniendo tiempo suficiente para peinar el catálogo de Netflix. Entre los relatos animados más destacados que podemos descubrir en su filmoteca podemos mencionar a la maravillosa obra de Studio Ghibli, y entre tantas películas una de las más bellas es “El Castillo en el Cielo”.

Por @martog23

A esta altura es innegable la imaginación, la inventiva y el poderío narrativo que tienen los relatos de Hayao Miyazaki (El Viaje de Chihiro, Mi Vecino Totoro). Sus películas se caracterizan por transportarnos a mundos maravillosos, visualmente alucinantes y con historias bastante elaboradas no solo en cuanto a la técnica de la animación sino también en cuanto a su narración.

Pero los aspectos que más se destacan de sus films tienen que ver en cómo son abordadas las historias, priorizando un punto de vista adulto y orientada a todo tipo de público sin caer en infantilismos ni subestimar a su público (tenga la edad que tenga). Es así que en su obra abundan ciertos puntos de vista que nos traen metáforas coloridas e inspiradas sobre los valores fundamentales de la vida como por ejemplo el cuidado del medioambiente, el valor de la amistad, el respeto hacia el otro y la tolerancia.

MV5BMTk1OTg1Nzg4OF5BMl5BanBnXkFtZTcwMzI4ODAyNw@@._V1_SX1777_CR0,0,1777,987_AL_

El Castillo en el Cielo puede que sea una historia más directa y sencilla a diferencia de Mi Vecino Totoro o El Viaje de Chihiro, pero igualmente se da el lugar para la crítica social. El largometraje nos cuenta la historia de Sheeta una niña que esta apresada en una especie de Zepelín moderno bajo el cuidado de Muska, un agente secreto del gobierno. Repentinamente la nave es atacada por piratas que también buscan a Sheeta, o mejor dicho a una preciada posesión familiar que tiene en su poder la niña, una piedra mágica de levitación.

Ambos bandos se disputan a la niña para quitarle esa roca que parece ser la llave que conduce a una mágica ciudad que se esconde en los cielos. Dicha ciudad fue creada por unas personas que parecen ser los ancestros de la Sheeta. Pazu, un joven muchacho que habitaba por la zona donde Sheeta logra escapar, será el compañero de la niña para resolver el misterio de la ciudad conocida como “Laputa”. Cuando Sheeta y Pazu inician su viaje hacia la misteriosa ciudad en el cielo, ponen en marcha una cadena de acontecimientos irreversibles. En ese misterioso lugar encontrarán un tesoro incalculable que sus adversarios querrán poseer para dominar al mundo.

MV5BMTk5NTQzNjI2MF5BMl5BanBnXkFtZTcwNDI4ODAyNw@@._V1_

La historia sigue la clásica fórmula del camino del héroe con un aire similar a las aventuras de Indiana Jones, donde tendremos a una niña que recibe su llamado a la aventura descubriendo que hay “un tesoro escondido”. Tendrá varios adversarios y su ayudante en la figura de Pazu. El camino estará lleno de trabas y barreras que se impondrán en el viaje de estos dos jóvenes que comenzarán una gran amistad.

A su vez, tendremos otros temas como la importancia de la familia y el dolor de la pérdida, Sheeta es huérfana y solo le quedan los recuerdos además de la piedra mágica y Pazu todavía conserva a su madre pero busca limpiar el nombre de su difunto padre al que todos creían un loco por sostener la veracidad de existencia del Castillo en el Cielo. Por otro lado, tendremos a personajes con tonalidades grises (esos que tanto le gustan a Miyazaki) como es el caso de los piratas liderados por Dola, que comienzan siendo contrincantes y luego ayudantes de los niños.

Y como bien adelantamos con las temáticas que le gusta tratar a Miyazaki sobre el final tenemos un mensaje ecológico y altruista que cuestiona la moral de la sociedad capitalista moderna y su afán de opacar a la naturaleza construyendo encima de cada metro cuadrado disponible, así como también la avaricia y la codicia que lleva a los seres humanos a su perdición. En definitiva sobre el final tendremos a una tierra abandonada que se abre camino y que vuelve a ser libre nuevamente después de la confrontación entre ambos bandos.

MV5BY2NhMjYyMTItYTEyOC00NmVkLWI1MDUtODNlZDI1M2U0OWNiXkEyXkFqcGdeQXVyOTc5MDI5NjE@._V1_

Así es como Miyazaki nos brinda un entretenimiento interesante  a lo largo de dos horas donde seremos testigos de su habilidad narrativa y técnica. Un relato con mucha personalidad que demuestra el poderío de la animación nipona. «El Castillo en el Cielo» es un film tanto para chicos como para adultos que vale la pena descubrir y también revisitar en familia.

PUNTAJE9/10


Título origina: Tenkû no Shiro Rapyutatenku_no_shiro_rapyuta-432915639-large

Año: 1986

Duración: 124 min

Dirección: Hayao Miyazaki

Guion: Hayao Miyazaki

Música: Joe Hisaishi

Productora: Studio Ghibli / Nibariki

Una aeronave se desliza sobre un mar de nubes, en una noche de luna llena. Muska, un agente secreto del gobierno, acompaña a una chica llamada Sheeta a la fortaleza de Tedis. Repentinamente la nave es atacada por los piratas que, al igual que el gobierno, buscan el secreto de la piedra mágica de levitación que Sheeta lleva alrededor del cuello. La piedra es la llave que abrirá las puertas de La Fortaleza celeste, una isla flotante en medio del cielo creada por una misteriosa raza que hace mucho tiempo desapareció del planeta. Pazu, un joven muchacho, se hace amigo de Sheeta, le ayuda a escapar de sus seguidores y juntos se disponen a resolver el misterio de la Fortaleza Celeste. Cuando Sheeta y Pazu inician su viaje hacia la Fortaleza Celeste, ponen en marcha una cadena de acontecimientos irreversibles. En este misteriosos lugar encontrarán un tesoro mucho más grande que el poder de gobernar el mundo.

Advertisements

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.