Rojo y Viejo Bastardo: «Especies» (1995), de Roger Donaldson

especies

Mezcla de ciencia ficción y terror, «Especies» (Species, 1995) fue un éxito de taquilla en su momento y la experiencia de verla no resultará indiferente a nadie. Disfruten de sus efectos visuales bien clásicos del género y de la aparición de actores jóvenes que hoy podemos ver en infinidad de películas y papeles.

Por AnxieBre

El director que aquí nos ocupa es Roger Donaldson. Para quienes no lo conozcan, es un cineasta, guionista y productor australiano cuyo nombre nos remonta directamente a «Cocktail» (1988), protagonizada por Tom Cruise. La película de la que hablo hoy es su primer y único trabajo en lo que se conoce como ciencia ficción.

La historia: una niña mitad humana mitad alienígena intenta escapar del laboratorio en donde fue creada tras un intento de asesinato con gas letal por parte de los científicos del lugar. Es que resultó ser demasiado fuerte y peligrosa para convivir con la humanidad. Cuando logra atravesar el grueso vidrio de su «prisión» y traspasa las barreras de seguridad, se esconde y se dirige hacia Los Ángeles en tren.

especies

En ese proceso, se convierte rápidamente en adulta (una hermosa escena clase B detallada más abajo) y va por la ciudad buscando hombres para aparearse y perpetuar su especie. Tras su paso, irá dejando varias víctimas mortales y un grupo de especialistas intentando dar con su paradero y eliminarla del planeta Tierra.

El proyecto: El guionista Dennis Feldman tuvo la idea de la película mucho antes, en 1987, mientras trabajaba en otro film sobre una invasión extraterrestre. Luego aparecería el artista gráfico H.R. Giger, quien diseñó a ”Sil”, la alienígena en cuestión, inspirándose en la mantis religiosa, que asesina a sus compañeros sexuales después de copular. Giger ya nos había deleitado en «Alien: el octavo pasajero» (1979) de Ridley Scott y «Aliens: el regreso» (1986) de James Cameron, con su diseño del xenoformo. «Especies» ganó un premio en el Festival de Cine Fantástico de Sitges en la categoría de Mejores efectos especiales.

Elenco: Aquí la estrella es Natasha Henstridge (actriz y ex modelo canadiense, cuyo primer protagónico fue éste, participando luego en las secuelas «Species II» (1998) y «Species III»(2004)). Pero algunos otros rostros más populares hoy son el de Ben Kingsley («Operación final», «Gandhi»), Michael Madsen («Perros de la calle»), Alfred Molina («Spider-Man 2» como Doctor Octopus) , Forest Whitaker («El último rey de Escocia»), y completando el combo mágico una jovencísima Michelle Williams («Mi semana con Marilyn», «La isla siniestra») como la pequeña Sil.

especies

especies

Los tres mejores momentos de la película:

➡ Cuando la Sil pequeña se convierte en la Sil adulta saliendo de un capullo creado por ella misma en un vagón de tren

➡ La escena en que Sil mantiene relaciones sexuales con el Dr. Arden (Alfred Molina)

➡ La muerte de la chica en el baño de la discoteca (Sil mata a una mujer que considera su «competencia» en la batalla por el sexo opuesto)

Para muchos críticos, «un horrendo ejercicio cinematográfico» por sus actuaciones, sus efectos especiales (que a mi gusto envejecieron muy bien) y sus baches en el guión, «Especies» me resulta sumamente disfrutable en su totalidad. Puede tener errores, pero verla es toda una experiencia, desde sus diálogos a veces cómicos, que le aportan frescura, hasta los planos sexuales (si, es una película muy sexual).

No puedo decir lo mismo de las tres secuelas que vinieron después, pero se me vienen a la cabeza tres palabras clave para definirla y que tengan una referencia descriptiva: tetas, sangre y belleza.

especies


Título original: Species especies

Dirección: Roger Donaldson

Guion: Dennis Feldman

Productora: Metro-Goldwyn-Mayer (MGM)

Elenco: Ben Kingsley, Michael Madsen, Alfred Molina, Forest Whitaker, Marg Helgenberger, Natasha Henstridge, Michelle Williams

Duración: 108 min.

País: Estados Unidos

Mitad humana, mitad alienígena, la bella Sil se escapa del laboratorio en el que fue creada. Ya de más adulta, tiene un objetivo desesperado que tiene que ver con su reloj biológico: buscar hombres para aparearse y reproducirse. Un equipo de especialistas de distintas disciplinas (un científico, un antropólogo, un vidente, un asesino a sueldo y una bióloga) la buscan incansablemente por la ciudad, y descubren un reguero de sangre tras su paso.

 

 

Advertisements

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.