[REVIEW] El joven Wallander: Un icónico policía en versión moderna

Netflix presentó el fin de semana pasado una serie policial nórdica, que explora los orígenes del popular policía creado por el escritor Henning Mankell.

Por @Gimei18

No es un reboot, no es una remake. Es una precuela, ambientada en la actualidad, del inspector de policía sueco, famoso por su serie entre los años 2005 y 2013, en la cadena TV4, del país nórdico. Este personaje es muy conocido por las novelas del escritor Henning Mankell y por la mencionada serie, con Kenneth Branagh como protagonista. Pero lo bueno de Netflix es que hace producciones de gran espectro; quiero decir que, habitualmente, el espectador no debe cumplir con ciertos conocimientos previos, y éste es uno de esos casos.

Uno puede haber leído y ser un gran fan, o no saber nada del detective sueco y de ambas maneras, es disfrutable, porque siempre viene bien un policial negro bien hecho, del tipo nordic noir (aunque esté rodada en inglés). Ese género oscuro que intenta siempre extrapolar crímenes turbios al preciado estado de bienestar de esos países; una forma de dejar asentado mediante ficciones que existe un compromiso social más allá de simular que todo es perfecto en esas frías tierras.

Para aquellos que no conozcan al personaje, Kurt Wallander es uno de los detectives ficticios más famosos de Suecia. Creado por Henning Mankell en la década del ´90, ha protagonizado una enorme cantidad de novelas negras. La miniserie ha sido producida para Netflix por Yellow Bird UK, división británica de la compañía cofundada por Mankell en el 2003 para contar historias de Wallander en la pantalla. En los 90s, Rolf Lassgard le había dado vida al inspector de policía en unos telefilmes. Luego, fue Krister Henriksson, en una serie de películas y, por último, hasta ahora, estaba el de Kenneth Branagh, en la primera serie del personaje en lengua inglesa (que también fue el salto a la popularidad de Tom Hiddleston).

Esta especie de “precuela” de Wallander (y lo coloco entre comillas porque, como comenté, supuestamente cuenta los inicios del detective pero está ambientada en la Suecia del presente), llama la atención desde el primer momento. Uno quiere resolver el misterio de la mano de este joven que parece tan inexperto como cualquiera de nosotros y ver su crecimiento dentro de la Fuerza para convertirse en quien el icónico policía. Si bien tiene una gran sombra llamada Kenneth Branagh, sabe defenderse bien.

En esta nueva serie, Kurt Wallander es un joven policía que patrulla las calles y vive en un barrio marginal donde nadie sabe de qué trabaja. Una noche, despierta con el sonido de una fuerte alarma de incendio, pero lo que está ocurriendo es muchísimo peor. Un crimen de odio en su propio barrio hará que Kurt se encuentre metido de lleno en un caso de homicidio para el que no está preparado y en el que deberá hacerse fuerte si quiere convertirse en inspector.

Kurt Wallander es Adam Pålsson (Avenue 5), quien se desempeña de manera sublime en la transformación que conlleva ser el nuevo y, por un hecho que presencia de casualidad, trabajar duro y con convicción para lograr ganarse el merecido puesto. Lo que no consigue es empatía; no es un personaje que muestre algo más, un fondo, un sentir (ni siquiera en el intento de vínculo romántico que tiene). Y esto debe tener más que ver con un problema de guion que del actor, ya que a Pålsson lo hemos visto y sabemos que es buen intérprete. Junto a él, entre otros, están Yasen Atour, Leanne Best, Richard Dillane, Charles Mnene, Richard Clothier, Jordan Adene, Bart Edwards o Elham Ehsas. Todos ellos cuentan con un desarrollo suficiente, aunque en algunos casos, algunas escenas parecen querer llenar metraje de los capítulos, sin contar nada interesante.

El guion adaptado de Ben Harris y la dirección de Ole Endresen trabajan el misterio desde la mirada de Wallander, eso es lo que atrapa al espectador: cuando él se encuentra con una situación traumática, uno la vive junto a él. La fotografía en colores fríos, vuelve de carácter apesadumbrado al ambiente y sus personajes. El chico Wallander funciona tal como se nos presenta, errante y aterrado pero con anhelos y predisposición; no deslumbra pero cumple. Habla en inglés, aunque trabaje en Malmö y le dé vida un actor sueco, pero no molesta.

El guion, aun con sus errores, se nota prolijo y tomado con la seriedad que merece, tanto por ser un icónico personaje sino por el contexto actual en el que se sitúa, el racismo y los inmigrantes en Suecia. Que se desarrolle en la actualidad también tiene su lógica: Wallander siempre se ha encargado de casos de la época; hoy son éstos los temas en agenda y es correcto que los traten.

Por ahora sólo hay 1 temporada de 6 capítulos en una narrativa bastante lineal pero, no por ello, aburrida. Por el contrario, es una serie de género thriller, concisa, con un buen argumento aunque nada innovador. Entretenida, deja a todos con ganas de saber más de este joven policía.


Título: El joven Wallander (Young Wallander – 2020)

Dirección: Ole Endresen

Guion: Benjamin Harris (Novelas: Henning Mankell)

Fotografía: Gaute Gunnari

Reparto: Adam Pålsson, Yasen Atour, Leanne Best, Richard Dillane, Charles Mnene, Richard Clothier, Jordan Adene, Bart Edwards, Elham Ehsas, Andrew Bicknell, Astrid Fox-Sahan, Shaniaz Hama Ali, Gary Oliver, Jim Sturgeon, James Tratas, Lucy Akhurst, Jack Bandeira, Joshua Blisset, Samson Cox-Vinell, Waleed Elgadi, Alan Emrys, Joe Layton, Zoha Rahman, Grace Calder, Jacob Collins-Levy

Distribuida por Netflix. 

‘El joven Wallander’ es una nueva serie basada en las novelas best-seller de Kurt Wallander, escritas por Henning Mankell. Girará en torno a una nueva historia original, ambientada en la Suecia contemporánea, donde el icónico detective investigará su primer caso. La historia se centrará en las experiencias formativas, profesionales y personales a las que Kurt se enfrentó siendo un oficial de policía recién graduado.

Advertisements

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.