Maracaibo: “Lo que sucede en la película sucede mucho en la vida”.

Durante una conferencia de prensa, los protagonistas de Maracaibo revelaron detalles de la película que llegará a todos los cines argentinos el 6 de abril. No te pierdas toda la información sobre el film que promete impactar y conmover a todos los espectadores.

Por @micasolange21

Grandes figuras del cine nacional estuvieron presentes para la conferencia: Jorge Marrale, Mercedes Morán, Nicolás Francella, Matías Mayer, Alejandro Paker, el guionista Maximiliano González y el director Miguel Ángel Rocca tuvieron una grata predisposición e interés en responder todas las dudas de la prensa.

Síntesis

maxresdefault

La historia está centrada en Gustavo, un cirujano que vive con su mujer Cristina  y su hijo Facundo. El padre no entendía muchos aspectos de su hijo, por lo que tampoco comprendió su elección en el amor. Sin embargo, no tuvo tiempo para hablarlo, ya que una noche dos ladrones entraron a la casa de ellos con el fin de robarle toda la plata y, tras un disparo inconsciente,  Facundo fue asesinado. Ahí empieza la película, el después, lo que no se dijo, la bronca, impotencia, aceptar, venganza: una trama llena de significados en pocas palabras.

En este punto, el director Rocca comentó la historia está basada en el “pre duelo”, el camino al duelo en donde “uno puede reconocer o sacar todo a la superficie para empezar a transitar el dolor. (…) Hay culpa, por lo que no se puede modificar”.   

El proceso

0007755431

En un comienzo, la historia no estaba centrada en un robo inesperado con un terrible resultado, sino que el director de la película reveló: “Originalmente la idea era trabajar una historia familiar, a mi me interesa trabajar las cuestiones filiales, los vínculos familiares”, y explicó que quiso poner desde un principio el acento en “las relaciones padres e hijos”.

Por otro lado, demostró su conformidad con el elenco, ya que aseguró: “Los actores que imaginé son los que están, tuve esa suerte”. Por otro lado, confesó que el armado del film es un proceso complejo que se va formando en el camino, gracias al trabajo de toda la producción: “Cuando llegó el momento del disparo y la muerte, el camarógrafo agarró ese momento donde él cae y ellos lo agarran, como siguiendo la situación, y a mí me impacto eso y decidí después dejarla. Pero no estaba pensado por mí como un plano de la película”.

Asimismo el guionista, Maximiliano González, es la segunda vez que trabaja con Rocca luego de “La mala verdad”, aunque resaltó que “Maracaibo” tiene un tinte especial ya que “Todo lo que no se dice está contando mucho más de lo que se dice”.

El mensaje

maxresdefault (1)

La película atraviesa dos cuestiones sociales que pocos se animan a mostrar cómo realmente ocurre, como la elección de la sexualidad, o el proceso del duelo, de perder un familiar, en este caso un hijo, el dolor que implica y el camino que uno debe enfrentar hasta llegar a aceptarlo.

El protagonista, Marrale, explicó porque se involucró profundamente con el papel: “A mí me acercó a algo muy central mío; yo soy padre”. Con respecto a su personaje, comentó: “La soledad que tiene este hombre, es en el ámbito en donde se desarrolla la desesperación, lo que no puede resolver”. Por esa razón, reveló que el aprendizaje del film para el actor es: “Entender que lo que sucede en la película sucede mucho en la vida”.

Por esa razón, reveló que el film invita a poder comprender el misterio de la vida y aceptar cuando el otro se convierte en algo que uno no quería. Para llegar a esa idea, el actor señaló que la forma de trabajar en la película por todos los integrantes fue “cinematográficamente ideal”, ya que explicó que “cuando el gesto, el sentimiento lo que nos pasa lo podemos mostrar, la palabra esta demás”, idea en que se basó el montaje.

Por su parte, Morán reveló que la película trata un tema muy particular: “Nosotros reflexionamos por los precios que se pagan por la negación, el pensamiento que uno tiene al respecto de los hijos, uno siente que tiene toda la vida para conocerlos y de pronto sucede algo que te hace dar cuenta de que no es así, de que cada momento es muy valioso”.

Además, confesó que es un film “inteligente y necesario” ya que, según la actriz, los productores y guionistas pensaron esta película no para que sea espectáculo sino para que el público se lleve un mensaje: “el espectador tiene ganas de ir al cine también a reflexionar”.

Sin embargo, no es todo dolor: a pesar de ser un film “duro”, ella comentó que es muy “esperanzador” ya que aprendieron que hay que “aceptar a nuestros hijos como son, mas allá de que hayan inventado un universo que no es el que esperábamos, su libertad para elegir su sexualidad, son cosas de verdad importantes que hacer y que a veces no tenemos todo el tiempo que pensamos tener”.

Por otro lado, el actor Nicolás Francella interpretó uno de los papeles más difíciles. Al respecto, comentó que la película es “totalmente reflexiva”, que atraviesa temas desde la homosexualidad, la pérdida, venganza, hasta incluso el paralelismo: una familia de media alta clase social comparado con una “totalmente marginal de pocos recursos”. Además, confesó que el film “dice mucho con los silencios  y las miradas”.

Otro de los protagonistas del film fue Matías Mayer, quien hizo una gran apreciación del trabajo realizado: “Uno a veces esta tan metido en la vida y en piloto automático de una manera que no se da cuenta y pasan este tipo de eventos desafortunados y todo de repente cobra sentido”. Además, explicó que lo que la  película propone es “valorar más cada momento”.

Locación

La película fue filmada en varios sitios: en Saavedra, Lomas de Zamora y el barrio de Piedrabuena; este último, fue elegido con el fin de “Encontrar un lugar local (…) algo imponente, claustrofóbico, que se vea cierta marginalidad pero que se pueda universalizar un poco ese espacio”.

Venganza

“No se alcanza, no hay forma de hacer la venganza, ¿Cuál sería? Casi te diría hacia sí mismo mas que hacia al otro” “Me parece que es más ¿Qué hago con lo que hice, o con lo que no pude hacer?”, confesó  Marrale como reflexión final de la película.

La realidad es que falta muy poco para que llegue “Maracaibo” a todos los cines argentinos, una película que, lejos de entretener, busca emocionar y hacer reflexionar al espectador con ciertas realidades que ocurren y mucho en la sociedad: entre ellas, la pérdida de un hijo y el dolor que significa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Diego Alvarez 1255 Articles
Cinefilo, comiquero, coleccionista, comic addict. Whovian de tiempo completo.

2 Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.