THE ALIENIST: El trasfondo oculto para el que esté dispuesto a verlo

“La alienación es la producción de seres humanos que están dañados, mutilados, privados de su humanidad”
John Holloway

Por @GiuCappiello

El 2017 fue un año que se caracterizó por la intrusión de la mente humana en la pantalla, una gran cantidad de series han desplegado sus tramas en torno a la psicología; ya sea desde el punto de vista del padeciente como fue el caso de “The Sinner” o desde un punto de vista más científico o técnico como lo fue y seguirá siendo Mindhunter ya que aguardamos por su segunda temporada.

En un nuevo año, pero siguiendo esta línea, llega “The Alienist”, basada en la novela homónima de Caleb Carr y protagonizada por Daniel Brühl, Luke Evans y Dakota Fanning. Esta serie que mezcla drama y suspenso psicológico nos traslada a un New York pero de 1896, donde la aparición del cuerpo mutilado de un niño –vestido como mujer– revolucionará cada costado de aquella ciudad.

Tras este suceso es que conocemos al Dr. Laszlo Kreizler (Daniel Brühl) un psicólogo de corriente alienista y especializado en casos infantiles que junto a John Moore (Luke Evans) un ilustrador del “The New York Times” emprenden un camino por el cual intentarán resolver los enigmas detrás de este crimen atroz. Pero claro que a estos dos hombres –que con un poco de imaginación y generosidad nos recuerdan a Sherlock y Watson– les hace falta una figura femenina y para ésto tenemos a la ambiciosa Sara Howard (Dakota Fanning) secretaria del departamento policial, que no sólo aporta un material clave para el inicio de la investigación, sino que también podemos presumir que con su carácter prepotente y su revolucionaria mirada sobre cuestiones de género ayudará a Kreizler y Moore a lo largo de cada capítulo.

BN-XB341_TVALIE_GR_20180118124355

“En el siglo XIX las personas que sufrían de enfermedades mentales se creía que debían ser alienadas de sus propias naturalezas auténticas, los expertos que las estudiaban eran conocidos como alienistas”

Esta es la frase con la que inicia el primer capítulo en el afán de brindar una primera explicación acerca del título de la serie que nos dispusimos a ver. Pero en realidad hace algo más que eso: nos ubica socialmente en época. Para determinados acontecimientos, no basta con brindar una fecha, por ejemplo en éste caso puntual, decir que la serie trascurre en el siglo XIX, más precisamente en el año 1896 y que su título es “El alienista” puede no trasmitir lo suficiente para aquellos que no están familiarizados con el tema.

Alienación
1. Pérdida o alteración de la razón o los sentidos.
2. Pérdida de la personalidad o de la identidad de una persona o de un colectivo.

Alienado
1. Que está loco y ha perdido el juicio o se comporta como tal.

Es fundamental comprender lo que el concepto “Alienación” significa para poder ubicarnos temporalmente en la serie. El común de la gente cuando piensa en un psicólogo se imagina a un profesional de la escucha, sin embargo, esto no sólo no es lo que hace un psicólogo precisamente –en la actualidad– sino que mucho menos lo era en el siglo XIX, que es la época que ahora nos interesa a propósito de esta nueva serie de TNT.

the-alienist (1).jpg

También es preciso comprender el uso “coloquial” que se le da al término “alienado” y que resulta por un lado, de una desfiguración de su concepto y por el otro, se desprende subliminalmente del mismo y es lo siguiente: separado, apartado, alejado.

Son importantes ambas aristas para poder comprender qué decimos cuando decimos que el Dr. Laszlo Kreizler es un alienista, significa que adhiere a ciertas concepciones dentro de esta línea, como por ejemplo considerar “loco” o “despersonalizado” a aquel que sufre una perturbación mental de cualquier índole –aspecto que hoy en día ya no se entiende de dicha forma– y por otro lado, aquella desfiguración que sufrió el concepto no fue azarosa, sino que resulta de otra concepción propia de los alienistas y profesionales de la época: si alienado es “sinónimo” de “separado” es porque en aquel momento –y durante algún tiempo después también- se creía que a los enfermos mentales debía separárselos de la sociedad, como algo que era ajeno a ella, que se podía extirpar y reubicar donde no molestaran (según sus criterios).

A su vez, hay otro aspecto último a tener en cuenta: en el ámbito sobre todo de la psiquiatría, unos años más tarde a la época en la que se sitúa la serie, comienza a desarrollarse una “profilaxis de la salud mental” es decir: técnicas de prevención de enfermedades mentales. Ésto es porque en aquel momento no sólo se consideraba que éstas eran hereditarias sino que también se las asociaba con la higiene –o mejor dicho la falta de ella– y a la salud física. Entonces en textos de la época, a propósito de dicha prevención, podían encontrarse frases como la siguiente:

“Consideramos que es hora ya de establecer, en primer término, un fundamento legal que prive de tener hijos a los alcohólicos crónicos, a los epilépticos, a los imbéciles profundos y, especialmente, a los alienados.”

22-the-alienist-101.w710.h473.2x.jpg

Es necesario mencionar cuál era la perspectiva social y de algunos profesionales de la época en materia de salud mental para que finalmente no resulte tan descabellado enterarnos que el Dr. Kreizler trabaja en un instituto donde aparentemente se internan a los niños con cualquier tipo de perturbaciones (recordemos: separar) y por otro lado, tampoco resulta extraño que uno de los primeros sospechosos del crimen del niño que fue hallado al inicio del primer capítulo sea un hombre que ejercía la prostitución y estaba enfermo de sífilis. Si bien las razones por las cuales se lo presume culpable no es precisamente su enfermedad venérea, éste detalle no pasa desapercibido para quienes están familiarizados con la historia de la psiquiatría –como ahora lo están al leer este pequeño acercamiento– y tampoco parece casual que se le haya dado lugar en la serie a este detalle relacionado con la salud.

“The Alienist” también muestra las bases de una concepción que no se tendrá en cuenta dentro del campo científico ni policial hasta dentro unos años más tarde y que “Mindhunter” nos ha sabido mostrar: esto es el asesinato en serie y los patrones de conducta. Si el Dr. Laszlo Kreizler se encuentra tan interesado en el crimen de este niño no es solamente por su empatía y vocación, sino porque él mismo unos años antes había tratado a un pequeño que disfrutaba vestirse como mujer y que tiempo después apareció asesinado junto a su hermana. Las similitudes de dicho caso con el actual, el afán de conseguir mediante este nuevo asesinato una revancha personal y cierto morbo que podemos ver deslizarse hacia el final de este primer capítulo son los aspectos que servirán como motor de la investigación.

Se trata una serie con un montón de elementos que nos remitan a cosas ya antes vistas: la pareja protagonista puede remontarnos a Sherlock Holmes, la época no sólo puede recordarnos a las hazañas del famoso detective sino también a la serie de Netflix “Alias Grace” cuya trama tiene puntos de coincidencia. A su vez, como ya se mencionó, el interés por los patrones de conducta humana puede recordarnos a la actual “Mindhunter” y la pequeña pista que nos da el episodio piloto con respecto al responsable de los asesinatos puede hacer que “Hannibal Lecter” venga inmediatamente a nuestras mentes.

26144_002_1287_r.jpg

A pesar de caer en aspectos comunes, “The Alienist” mantiene “enganchado” a cualquier amante de los policiales negros o del suspenso psicológico y si ésto no es suficiente, el trasfondo social y científico detrás de la trama, junto con la exquisita fotografía de ese finales del siglo XIX hacen que al concluir un episodio sólo aparezcan ganas de reproducir el siguiente.  


 

Advertisements
Anuncios
Anuncios

1 Trackback / Pingback

  1. The Angel of Darkness: The Alienist tendrá secuela | Cuatro Bastardos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.